- Publicidad -

Primer periódico digital de La Vega

InicioInternacionalesUn 4 de julio sangriento: tiroteos en Filadelfia, Baltimore y Fort Worth...

Un 4 de julio sangriento: tiroteos en Filadelfia, Baltimore y Fort Worth dejan 10 muertos y decenas de heridos

- Publicdad -

Es un fin de semana de celebraciones, fuegos artificiales, perritos calientes, desfiles y fiestas, pero un año más, se ha teñido de sangre. Un tiroteo la madrugada del domingo en una fiesta en Baltimore y dos la noche del lunes en Filadelfia (Pensilvania) y Fort Worth (Texas) han dejado en total 10 muertos y varias decenas de heridos con arma de fuego en Estados Unidos, cuando se cumple un año de otro tiroteo múltiple en las afueras de Chicago. El fin de semana y puente de celebración del 4 de julio, Día de la Independencia de Estados Unidos, llega otra vez cargado de violencia.

El tiroteo de Baltimore dejó dos muertos y 28 heridos la noche del sábado al domingo, muchos de ellos menores. El de Filadelfia, cinco muertos y dos menores heridos. Y el de Fort Worth, en una fiesta donde había cientos de personas, deja tres muertos y ocho heridos.

El lunes por la noche, un hombre fuertemente armado abrió fuego en plena calle en el barrio de Kingsessing, en el suroeste de Filadelfia, matando a cinco personas y causando heridas a dos menores, según ha informado la comisaria de policía de la ciudad Danielle Outlaw. No se conoce relación entre las víctimas y el agresor, que aparentemente disparaba al azar. La policía ha detenido al sospechoso, de 40 años, que abrió fuego con un rifle y que llevaba un chaleco antibalas.

- Artículos patrocinados -

Todas las víctimas son varones. Los heridos por los disparos son dos menores de dos y 13 años, que están estables, según Outlaw. Pasadas las 22.00, la policía informó de que uno de ellos estaba siendo trasladado al Hospital Infantil de Filadelfia desde el Penn Presbyterian Medical Center, donde fueron trasladadas las otras víctimas. Los fallecidos tenían 15, 20, 22, 31 y 59 años. Inicialmente, se informó de que se trataba de cuatro muertos, pero la quinta víctima, la de 31 años, había recibido varios disparos dentro de su propia casa.

El tiroteo se produjo algo antes de las 20.30 en la zona de South 56th Street y Chester Avenue. La policía recibió múltiples avisos y cuando estaba atendiendo a las primeras víctimas escuchó disparos de nuevo de un hombre armado con un rifle que mantuvo el tiroteo en la zona durante varios minutos.

El sospechoso fue detenido en un callejón, sin incidentes. Llevaba un chaleco antibalas, varios cargadores con munición, un rifle automático, una pistola y un escáner de la policía, según ha informado la comisaria. “Desafortunadamente, tenemos seis víctimas aquí, pero podrían haber sido más de no ser por los agentes”, ha dicho Outlaw, que ha destacado la “valentía y coraje” de sus subordinados.

“En este momento todo lo que sabemos es que esta persona decidió salir de su casa y atacar a individuos”, ha dicho Outlaw. Los casquillos de bala, algunos fotografiados por el Inquirer, eran visibles en uno de los bloques de la calle donde se centró el suceso, South 56th Street. Hay una cincuentena de ellos en la zona, según la comisaria. Un portavoz de la policía informó inicialmente por error de que había cuatro muertos y cuatro heridos.

La comisaria de policía ha informado de que hay una segunda persona detenida, que se cree que respondió con su arma al agresor. La policía ha intervenido el arma como prueba.

“Horrorizado por los informes de un tiroteo en el suroeste de Filadelfia. Mi corazón está con los seres queridos y las familias de todos los implicados, y envío mis oraciones a las víctimas. Mi más sincero agradecimiento a la Policía de Filadelfia por su valiente respuesta y la exitosa detención de un sospechoso. Esta violencia devastadora debe parar”, ha tuiteado Jim Kenney, el alcalde de Filadelfia, la mayor ciudad de Pensilvania, con cerca de 1,6 millones de habitantes.

Tres muertos en Texas
También durante la noche del lunes, tres personas murieron y ocho resultaron heridas en un tiroteo en Texas después de un festival local, según las autoridades. Cerca de la medianoche, agentes del Departamento de Policía de Fort Worth acudieron por avisos de disparos en una gran reunión de varios cientos de personas en el vecindario de Como.

A su llegada, los agentes localizaron a varias víctimas de disparos en un aparcamiento. Algunas de ellas fueron trasladadas en vehículos particulares a hospitales de la zona para recibir tratamiento médico y a otras las llevaron en ambulancia a hospitales de la zona.

El personal médico declaró fallecida a una víctima en el lugar de los hechos. Por el momento se ha identificado a un total de 11 víctimas del tiroteo, tres de las cuales han sido declaradas fallecidas y ocho se encuentran en hospitales de la zona en estado desconocido. Se cree que 10 de las víctimas son adultos y la otra es menor de edad.

Los nuevos tiroteos se producen cuando la policía aún busca a los sospechosos que abrieron fuego durante una fiesta de fin de semana en Baltimore en la que murieron dos personas y otras 28 resultaron heridas. Según las autoridades, muchas de las víctimas eran menores de 18 años. Las circunstancias que condujeron al tiroteo a primera hora del domingo seguían siendo objeto de investigación el lunes. El comisario de policía en funciones, Richard Worley, dijo que no estaba claro si el tiroteo fue dirigido o aleatorio.

De acuerdo con la plataforma Gun Violence Archive, en lo que va de año y hasta el 3 de julio, se han registrado 21.689 muertes por armas de fuego en Estados Unidos. La base de datos recopila los fallecimientos que involucran un arma por diversas causas, desde disparos accidentales, suicidios, hasta tiroteos masivos. En lo que va de año, se han contabilizado al menos 339 tiroteos masivos en el país.

Se trata de un récord trágico: desde el comienzo de 2023, el país ha sido testigo del mayor número de asesinatos en masa y muertes registrado hasta la fecha en cualquier año.

Artículos patrocinados

- Publicidad -
Publicaciones recomendadas
- Publicidad -