Trump al líder supremo de Irán: “¡Debería tener mucho cuidado con las palabras!”

586

El presidente de EE.UU., Donald Trump, advirtió este 17 de enero al líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jameneí, de que debía “tener mucho cuidado con las palabras”, mientras que la economía del país persa “está fallando” y su pueblo “está sufriendo”.

“El llamado ‘líder supremo’ de Irán, que no ha sido tan supremo últimamente, tiene unas cosas desagradables para decir sobre Estados Unidos y Europa. Su economía está fallando y su pueblo está sufriendo. ¡Debería tener mucho cuidado con las palabras!”, afirmó el mandatario a través de su cuenta personal en Twitter.

Asimismo, Trump comentó una publicación del líder supremo iraní en Twitter, en que este volvió a afirmar que Washington solo espera una ocasión para clavarle “una daga venenosa” en la espalda a su pueblo. “Por supuesto, hasta ahora no pudo hacerlo y ciertamente seguirá fracasando”, declaró el ayatolá.

El pueblo noble de Irán —que ama a América— merece un gobierno que esté más interesado en ayudarle a alcanzar sus sueños que en matarlo por exigir respeto. ¡En lugar de llevar a Irán a la ruina, sus líderes deberían renunciar al terror y hacer a Irán grande de nuevo!”, dijo, por su parte, el presidente estadounidense.

Discurso de Alí Jameneí

Previamente, el ayatolá Alí Jameneí pronunció un discurso durante las oraciones del viernes en Teherán, durante el cual calificó al inquilino de la Casa Blanca de “payaso” que finge apoyar al pueblo iraní, pero realmente busca clavar “una daga venenosa” en su espalda.

La aparición pública del líder supremo de Irán tuvo lugar en medio del aumento de la tensión provocado por el ataque lanzado por Washington en Bagdad, que acabó con la vida de 12 personas, entre ellas la del importante general iraní Qassem Soleimani. Jameneí afirmó que “EE.UU. mostró su naturaleza terrorista” al matar a Soleimani.

Con respecto al acuerdo nuclear de 2015, el ayatolá indicó que “no se puede confiar” en el Reino Unido, Francia y Alemania, firmantes europeos del pacto, del que se retiró unilateralmente EE.UU., y afirmó que las acciones de esos países para presionar a la República Islámica no funcionarán.