Sanción a Rusia no incluye a sus atletas quienes podrán competir con bandera neutra

143

Amenazados con cuatro años sin competición internacional, los deportistas rusos están en gran parte exentos por el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), que les permite competir bajo bandera neutra y limita a dos años este periodo de sanción.

Alentar” a los deportistas limpios

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) quería sancionar las repetidas trampas de Rusia, por ocultar un sistema de dopaje institucionalizado, excluyendo a los deportistas del país de las grandes competiciones por cuatro años.

Solo podían librarse aquellos que probaran que no habían recurrido al dopaje, pero quedaba por precisar la forma de esta prueba. Los rusos consideraban ese castigo colectivo indefendible y contrario a los derechos fundamentales de los deportistas afectados.

Los tres jueces designados por el TAS deseaban “alentar a la próxima generación de deportistas rusos a participar en un deporte internacional limpio” y por tanto suavizaron de manera importante las consecuencias para ellos de esta trampa de Estado.

Alexandr Lukashenko (izquierda), junto al presidente ruso Vladimir Putin. El Kremlin lamentó la sanción impuesta a Lukashenko. (Fuente externa)
Alexandr Lukashenko (izquierda), junto al presidente ruso Vladimir Putin. El Kremlin lamentó la sanción impuesta a Lukashenko. (Fuente externa)

Ni himno, ni bandera

Los deportistas rusos podrán por tanto participar libremente en las grandes competiciones organizadas hasta diciembre de 2022, siempre que no estén sujetos “a ninguna suspensión por parte de una autoridad competente”.

Pero para ello deberán alinearse bajo bandera neutra, con un atuendo sin bandera rusa, y deberán abstenerse de mostrar en público la bandera rusa, el nombre “Rusia” y “cualquier emblema o símbolo de la Federación de Rusia”, precisó la sentencia.

Finalmente, no se podrá tocar el himno ruso en ninguna competición mundial durante este periodo de dos años, que engloba a los Juegos Olímpicos de Tokio de verano en 2021 y a los de Pekín de invierno en 2022