Sammy Sosa admite que nunca usó esteroides durante su carrera y desprecia al Salón de la Fama

86

Sammy Sosa ha sido uno de los grandes bateadores que ha dado República Dominicana. En sus 18 años en la MLB, el dominicano conectó 609 cuadrangulares pero su carrera se vio manchada en 2009 cuando un reportaje en el New York Times reveló que dio positivo a consumo de esteroides en una prueba hecha en 2003.

En el nuevo documental de ESPN titulado ‘Long Gone Summer’, Sosa habló de nuevo sobre el tema y siguió negando el uso de esteroides pero de una manera muy dudosa: “¿Qué quieren de mí cuando casi todos en esa época lo hicieron?. Soy una persona muy feliz, mi amigo. Estoy bien, estoy feliz. ¿Sabes a qué me refiero? Hay alrededor de 4 o 5 (jugadores en la época de las drogas para mejorar el rendimiento), tal vez más que esos, en el Salón de la Fama. Entonces, ¿soy yo el culpable?”.

Al igual que lo que ocurrió con Mark McGwire, el posible consumo de esteroides de Sosa lo alejó del Salón de la Fama del béisbol, pero esto parece no importarle al pelotero: “Mucha gente dice cosas diferentes, opiniones diferentes, pero puedo decirles que lo que Mark y yo hicimos en el 98 fue increíble. No importa si nunca vamos a llegar al Salón de la Fama, pero está bien. Tengo paz con Dios. Estoy feliz. Tengo a mi familia. Tengo a mi nieta, estoy bien. Pero creo lo que Mark y yo hicimos en el 98, definitivamente, sorprendimos al mundo y No creo que algo así vuelva a suceder”.

En 1998, Sammy Sosa y Mark McGwire protagonizaron una de las carreras más apasionantes por anotar más cuadrangulares en la historia, siendo el estadounidense quien se llevó la corona al sacar la pelota del campo en 70 ocasiones, mientras que sosa conectó 66 home runs.