Propuesta: Año Escolar 2020-2021 dividido en Dos Tandas

8361

 POR: JORGE DOMINGO TORIBIO (Phd)

En vista de la crisis de pandemia que padece el mundo por el coronavirus y que la Republica Dominicana no escapa de esa situación, el sistema educativo público debe  ir pensando con tiempo que hará para el inicio del año escolar 2020-2021.

Considero que el año escolar que inicia a partir del 24 de agosto del presente año, debe dividirse en dos horarios diferentes para evitar la sobrepoblación de las aulas y como consecuencia evitar un rebrote de la pandemia del Covid 19 en la Republica Dominicana.

¿Cómo proponemos que se debe dividir el inicio el próximo año escolar?

Como todos conocemos el sistema educativo dominicano está dividido en cuatro niveles (Inicial, Primario, Secundario y Educación Superior). Nuestra propuesta está enfocada en los tres primeros niveles en la educación pública.

  1. El nivel inicial y el nivel primario que comprenden las edades correspondientes de 0 a 12 años que va del primer ciclo de la educación inicial al segundo ciclo del nivel primario es decir hasta el sexto curso, estarán en horario de 1:00 de la tarde a 6:00 de la tarde que son cinco horas.
  2. Los estudiantes correspondientes al primero y segundo ciclo del nivel secundario estarán en horario de 7:00 de la mañana a 12:30 de la tarde, que es igual a cinco horas y medias.

Otra situación que debe tomar en cuenta el Ministerio de Educación es la parte tecnológica para que por lo menos el 80 al 90 por ciento de los estudiantes puedan recibir docencia virtual, en el sentido de que antes de iniciar el ciclo educativo, debe adquirir la plataforma Moodle, que consideramos es la más viable para la educación y es la que usan la gran mayoría, sino todas las universidades del país.

Valoramos positivamente la entrega de miles de computadoras del ministerio de educación a los estudiantes, pero eso no basta, si ellos no cuentan con internet y energía eléctrica permanente.

Por lo que recomendamos al Ministerio de Educación  hacer los arreglos con anticipación, para que no nos ahoguemos la última semana de vacaciones de los estudiantes, sino que estemos preparados cuando se inicie la docencia.