Procuradora Miriam Germán advierte no tratarán con “paños tibios” a los procesados

63

La Procuradora General de la República, Miriam Germán Brito, dijo este domingo que dentro de las prioridades de su gestión está el apego riguroso y transparente a los criterios de profesionalización de la función, con el fortalecimiento de las técnicas investigativas y el respeto a la Constitución, las leyes y las normativas internacionales.

“La firmeza en la persecución del tipo penal de que se trate no implica que esta Procuraduría parta del errado supuesto de que, al pasar a ser procesada una persona, pierde todos los derechos reconocidos en la Constitución, tratados y leyes”, recordó.

“No toleraremos la corrupción, el narcotráfico ni ningún otro delito; ni tampoco trataremos a los procesados con paños tibios. Las investigaciones se harán a profundidad, teniendo como norte aportar pruebas a los tribunales que, por haber sido recabadas sin violar derechos y apegadas a la ley, podrán sustentar una sanción que soporte cualquier escrutinio que ejerzan los procesados a través de los recursos legales a su disposición”, dijo.

Al mismo tiempo, instruyó a todo el personal del Ministerio Público a proceder siempre teniendo en cuenta los derechos que el Código Procesal Penal prevé para las víctimas.

“Daremos los pasos correspondientes para fusionar y simplificar los dos sistemas a cargo de lo penitenciario, a fin de completar correctamente la reforma penitenciaria bajo la guía del nuevo modelo penitenciario, reconocido como referente internacional positivo”, adelantó.

La Procuradora General apuesta sus esfuerzos a erradicar las prácticas atentatorias contra la dignidad humana y la seguridad ciudadana presentes, hasta ahora, en las prisiones tradicionales. “Para esta tarea, ya hemos iniciado las coordinaciones con otras dependencias del Estado y confiamos en que contaremos con el apoyo de toda la sociedad dominicana”, dijo.

Recordó que, a todos los ciudadanos, aún los perseguidos por el sistema de justicia, debe preservárseles su integridad personal y sus derechos mientras el Ministerio Público gestiona, con el aporte de pruebas sustentadas, que se les aplique todo el peso de la ley conforme a la gravedad de sus actos.