Pionyang dispara un misil balístico tras acordar que reanudará conversaciones nucleares con EE.UU.

440

Corea del Norte ha lanzado al menos un proyectil hacia el mar del Japón desde la ciudad portuaria de Wonsan la mañana de este 2 de octubre, según afirma el Ejército de Corea del Sur. Esta maniobra habría tenido lugar horas después de que la Cancillería de Corea del Norte anunció que reanudará el diálogo con Estados Unidos respecto a la desnuclearización de la península coreana.

El Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur ha detectado un cohete —posiblemente un misil balístico para submarinos Pukkuksong (‘estrella polar’, en coreano)— a las 07:11 de la mañana, hora local. Las Fuerzas Armadas surcoreanas estiman que recorrió 450 kilómetros a una altitud máxima de 910 kilómetros.

Por su parte, Japón ha ofrecido una versión diferente: asegura que Corea del Norte ha lanzado dos misiles balísticos y que uno de esos proyectiles ha caído en aguas de la zona económica exclusiva japonesa. El primer ministro nipón, Shinzo Abe, ha condenado esta prueba y ha manifestado que representa una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Abe, quien este 2 de octubre convocó una reunión del Consejo Nacional de Seguridad de Japón, manifestó ante la prensa que su Gobierno analiza este incidente, cuenta con el apoyo de EE.UU. y la comunidad internacional y hará “todo lo posible para permanecer vigilante y proteger las vidas de los japoneses”.

Le gusta probar misiles”

Se trata del undécimo lanzamiento de misiles de Pionyang desde mayo: el último tuvo lugar el pasado 10 de septiembre, cuando probó su nuevo sistema lanzacohetes múltiple bajo la supervisión del líder norcoreano, Kim Jong-un. En esa ocasión, Corea del Norte también dirigió sus proyectiles hacia el mar del Japón.

Unas semanas antes, el 24 de agosto, Corea del Norte realizó  dos lanzamientos de misiles balísticos de corto alcance, asimismo hacia el mar del Japón. En ese momento, Donald Trump afirmó que no creía que el mandatario norcoreano hubiera violado ningún compromiso con su Administración. “Le gusta probar misiles, pero nunca restringimos misiles de corto alcance”, declaró el inquilino de la Casa Blanca.