OPEN DE AUSTRALIA: Rafa Nadal desarma a Fabio Fognini y entra como un tiro en cuartos de final

237

Venció por 6-3, 6-4 y 6-2, en su mejor partido del torneo. Sofocó las opciones del italiano en el segundo parcial y se impuso con autoridad. Jugará contra Tsitsipas

Bajo la apariencia indolente, a veces desdeñosa, aparece un tenista de los que no hay, un jugador casi imparable cuando está de buenas con las musas. Fabio Fognini es el único hombre que ha levantado dos sets adversos a Rafael Nadal en un Grand Slam. Lo hizo en la segunda ronda del Abierto de Estados Unidos de 2015, en el peor año, todo sea dicho, del español desde que irrumpió en la élite.

Sólo Roger Federer había conseguido algo semejante: en la final de Miami 2005, en los albores del fenómeno Nadal. Esta vez, el número dos del mundo no dio opción a Fognini. Seis años después de aquella remontada sufrida en Nueva York, zanjó la cuestión por la vía rápida, venció por 6-3, 6-4 y 6-2, en dos horas y 16 minutos y entra en cuartos sin ceder un set. Se medirá con Stefanos Tsitsipas (5º), vencedor tras la retirada de Matteo Berrettini (9º).

El español salió alerta, conocedor de las dificultades que a menudo le plantea Fognini, a pesar del 12-4 favorable con el que llegó en el cara a cara. Mejorado de los problemas de espalda que sufrió en los dos primeros partidos, ante un rival mucho más cualificado que los tres anteriores, quiso llevar siempre la iniciativa, sin dejar pensar a un jugador muy capaz de plasmar algunas de sus ingeniosas ideas.

Dinámico, por encima del tono de la semana inicial, el campeón del torneo en 2009 y cuatro veces finalista, que busca superar los 20 grandes de Federer, dispuso de tres bolas para cerrar el primer set al resto, pero debió esperar para hacerlo en blanco con su servicio. Era el Nadal más afinado, el que acostumbra a dejarse ver según avanzan los grandes torneos. Eficaz con el servicio, tiraba largo de revés, mandaba, vivo de piernas, pleno de convicción.

BRILLANTE REACCIÓN

“Con un jugador como él, sabes que vas a estar preocupado en todo momento. Fue importante lograr el break back en el segundo set. Las condiciones son más rápidas durante el día, las prefiero porque mi bola sale más rápido. Estoy feliz de que mi espalda esté mejor”, dijo tras el partido.

Fognini no aprovechó la posibilidad de dar un brinco en el segundo set. Sin hacer gran cosa, sofocado para sacar sus servicios adelante, consiguió romper en el sexto juego y situarse 4-2, pero lo entregó a continuación. Otra de las virtudes de Nadal en este partido fueron sus reacciones rápidas, salir al cruce cada vez que avistaba un repunte del transalpino. Volvió a detenerle a continuación, salvando tres opciones de rotura que hubieran permitido a Fognini servir para igualar a un set. Fue Nadal quien encadenó cuatro juegos seguidos y adquirió una ventaja sustancial en el partido

Bien recuperado de la operación en los tobillos a la que se sometió en mayo, el de San Remo venía de un dramático partido en tercera ronda en el que venció a su compatriota Salvatore Caruso con 14-12 en el supertiebreakdel quinto y de una brillante victoria en octavos contra Alex de Miñaur, el último local en liza. Nadal fue un escollo demasiado alto para él. Desesperado, bajo los brazos en el tercer set, un paseo para el zurdo.

Fuera del torneo Dominic Thiem, finalista el pasado año, se ha menguado la nómina de grandes favoritos. A la cabeza, Novak Djokovic, ocho veces ganador del torneo, que no lo tendrá sencillo en cuartos ante Alexander Zverev (6º). Tan candidato al título como el que más, Rafael Nadal, ya con su tenis a punto.