Obispo emérito de SFM llama a enfrentar desigualdad

371

San Francisco de Macorís. El obispo emérito de la diócesis de San Francisco de Macorís atribuyó a la falta de organización en las políticas públicas, el que la población continúe sumida en la pobreza y el atraso.

En ese sentido, monseñor Jesús María de Jesús Moya precisó que la desigualdad entre la población y los que ostentan un cargo político con elevados salarios es lo que mantiene al país sumergido en la miseria. Asimismo, plantea la necesidad de erradicar esos males, trabajando con mayor equidad.

El religioso expresó que la tarea del ser humano es amar y servir y que esto debe ser puesto en práctica por los funcionarios, ya que para eso es que son elegidos. El obispo emérito habló al participar como invitado en la celebración del aniversario del programa Convivencia, que produce y conduce el periodista Apolinar Ramos, director del semanario católico Camino.