Nueva York se anticipa a horas cruciales por la tensión electoral en medio de un alza de casos de COVID-19

878

Con la “buena noticia” de que 1,119,056 personas participaron en la jornada del voto anticipado en la ciudad de Nueva York y al filo de momentos de tensión ante la proyección de que los resultados de las Elecciones 2020 no se darán a conocer este mismo martes, las autoridades de la Gran Manzana han trazado tres líneas gruesas para este día histórico: redoblar los esfuerzos de asistencia a los votantes, llamar a la calma y seguir protegiendo a la ciudad del COVID-19.

“Los resultados de estas elecciones no serán necesariamente claros al cierre de las urnas y tal vez ni siquiera esté claro este miércoles”, dijo este lunes el alcalde Bill de Blasio.

Los comicios presidenciales en la ciudad están rodeados no solo por la incertidumbre por la demora de los resultados, que podría ser la “dinamita” que detone una secuencia de protestas en la ciudad, sino por el desafío de mantener a raya la pandemia, con una clara tendencia al aumento en las ‘zonas rojas’ de la ciudad.

Se mantiene “en observación minuto a minuto” el alza de la tasa de infección de coronavirus en la Gran Manzana. Aunque, por ahora, no hay riesgo inminente de nuevos cierres.

En las últimas horas se confirmaron 593 pacientes, cuando por semanas se habían reducido los casos por debajo de 500, lo que se traduce en un promedio de infección de 2.08%, en el periodo de los últimos 7 días.

En las ‘áreas calientes’de Brooklyn y Far Rockaway el nivel de positividad tiende a crecer.

Así mismo el gobernador Andrew Cuomo alertó que el estado se encuentra en “alerta máxima” por la forma cómo se están disparando los contagios en todo el país.

“Nueva York se encuentra en medio de un mar de división y un aumento nacional de COVID-19. Deberíamos ser aún más diligentes, porque el virus se propaga a través de las fronteras estatales y estamos en la temporada de fiestas”, advirtió.