Nadadora olímpica guatemalteca se retira de la natación a los 21 años, tras sufrir abuso psicológico y sexual

236

La nadadora olímpica guatemalteca Valeria Gruest anunció su retiro de la disciplina a sus 21 años. La joven que representó a su país en los Juegos Olímpicos de Río 2016 expresó sus razones mediante un comunicado, en el que explica que durante su carrera vivió situaciones complicadas en cuanto a abusos y lesiones.

Estoy rompiendo el silencio y anunciando oficialmente mi retiro de la natación competitiva. La natación me desafió a siempre superar mis límites para convertirse en una mejor versión de mi misma y me dio el coraje de luchar por mi libertad, incluso cuando las cosas se pusieron difíciles”, explica al inicio de la misiva Gruest, quien es hija de Karin Slowing y sobrina de Melanie Slowing, ambas nadadoras olímpicas en Los Ángeles 1984 y Atenas 2004, respectivamente.

Más adelante en la carta, la joven nadadora se pone seria y explica que vivió una trayectoria difícil, muy alejada de lo que proyectaba ante los medios en competencias y entrevistas.

“Mi realidad auténtica a lo largo de mi vida ha sido completamente diferente de lo que todos han podido ver, ya que soporté abuso psicológico, físico y sexual mientras crecía. No fue hasta hace tres años que puede separarme de mi abusadora para detener este ciclo y procesar estos eventos”, agregó.