Muere Sid Hartman, el periodista que ‘creó’ los Lakers

517

El pasado domingo, día de su muerte, Sid Hartman publicó su última columna en el Star Tribune de Minnesota. Tenía ya 100 años pero hasta este lunes, por causas de fuerza mayor, no faltó a sus tres citas semanales con los lectores. Hartman escribió en total 21.235 artículos entre 1944 y 2020, que sería como haber narrado los primeros goles de Di Stéfano, los últimos de Messi, y que aún sobrara una década entera. Dan para mucho 76 años. Para ser “el peor vendedor de aspiradoras del mundo”, escribir 21.235 artículos y ser el hombre clave en el nacimiento de los Lakers.

La historia de los Lakers empieza el día que Hartman leyó en el periódico que los Detroit Gems, un equipo de la National Basketball League (NBL), estaban en venta. Hartman vio la oportunidad y convenció a dos empresarios para organizar un partido de baloncesto y comprobar si la gente tenía interés. Teniendo en cuenta que el germen de la BAA, la otra gran liga de la época, fue un grupo de empresarios que quería llenar las noches libres en sus pabellones de hockey hielo, tampoco debe sorprender que uno de los hombres a los que acudió Hartman, Morris Chaflen, también se dedicara a sus hielos.

El caso es que el partido fue un éxito, así que Chaflen y Ben Berger, el otro empresario, compraron los Gems en 1947 por 15.000 dólares. O al menos lo que quedaba de ellos, porque para cuando Hartman llegó a Detroit con el cheque todos los jugadores se habían ido. Técnicamente sólo compraron su plaza en la liga y una docena de equipaciones viejas, aunque tampoco perdieron mucho: la temporada anterior los Gems sólo habían ganado cuatro partidos de 44.

Siendo Minnesota la región de los 10.000 lagos, el equipo se llamó Minneapolis Lakers. Es contradictorio que conservaran el nombre cuando se mudaron a Los Ángeles en 1960, pero siempre es una buena lección de perspectiva recordar que la franquicia que nació en Nueva Orleans hoy se llama Utah Jazz.

MIKAN, EL PRIMER GIGANTE

Aquel año el campeón de la NBL fueron los Chicago American Gears. El nombre, por cierto, venía de la empresa de piezas de maquinaria de su dueño, nada extraño en una liga en la que también había equipos que se llamaban como su dueño (los Indianapolis Kautskys) o las dos cosas, el nombre del propietario y lo que fabricaba (los Fort Wayne Zollner Pistons, hoy en Detroit). En cualquier caso, los Gears ganaron gracias al dominio del primer pívot dominante, George Mikan.

Con el título en una mano y Mikan en la otra, el dueño de los Gears intentó fundar su propia competición, pero no había sitio para más ligas y en menos de un mes acabó en la bancarrota. Y es ahí donde entran de nuevo en juego Sid Hartman y los Lakers: como el equipo que habían comprado, los Gems, había quedado último, reclamaron el número uno del draft con el que las franquicias de la NBL se iban a repartir a los jugadores de los Gears. Ya sólo tenían que convencer a George Mikan.

Mikan era de Chicago, estudiaba en Chicago y acababa de casarse con una joven… De Chicago, claro. Además el año anterior había nacido la BAA, una liga con equipos en las grandes ciudades del país y entre ellos los Chicago Stags. La negociación para sacarlo de allí fue tan complicada que de hecho fracasó. Mikan pidió que lo llevaran al aeropuerto y ahí Hartman tiró de pillería: sabía que si se marchaba no iban a poder traerlo de vuelta a Minneapolis, así que se “perdió” de camino y el pívot acabó perdiendo su vuelo a casa. Hartman aprovechó el viaje para seguir negociando y al día siguiente Mikan firmó con los Lakers. El hilo que une a Shaquille O’Neal, Kareem Abdul-Jabbar y Wilt Chamberlain lleva hasta George Mikan, el primer gran pívot de los Lakers.

NACE LA DINASTÍA

Durante la primera década de vida de los Lakers, Sid Hartman compaginó su trabajo de periodista con el de directivo de la franquicia. Aquel verano de 1947 asentó los cimientos de la futura dinastía con los fichajes de Mikan, Jim Pollard y el entrenador John Kundla, la columna vertebral con la que ganaron sus cinco primeros títulos… Y un sexto que no entra en los libros de historia.

Los Lakers ganaron la NBL en su primera temporada (1948) y al año siguiente se fueron con otros tres equipos a la competición rival, la BAA. Aunque formalmente la NBA nació en 1949 cuando una liga absorbió a la otra, a efectos de historia la NBA sólo reconoce como antecedente la BAA. Por tanto, aquel primer campeonato ha quedado perdido en un limbo. Oficialmente, Los Angeles Lakers tienen 17 anillos