Muere la tía del Rey Juan Carlos implicada en una red de corrupción

249

Ha muerto en Mallorca, a los 83 años, la princesa María Inmaculada de Borbón-Dos Sicilias Lubomirska, tía en segundo grado del Rey Juan Carlos. Aunque la aristócrata no tuvo nunca una relación excesivamente íntima con la Familia Real española, sí estuvo presente en algunos de los grandes acontecimientos, como las bodas de las Infantas Elena y Cristina o la del entonces Príncipe Felipe con Doña Letizia. Hay que decir que los Borbón y los Borbón-Dos Sicilias son dos dinastías estrechísimamente ligadas desde hace casi dos siglos, que no han dejado de mezclarse matrimonialmente entre sí.

La finada saltó a la luz pública en 2013 por un escándalo de corrupción, ya que tanto ella como su hermana, la princesa Margarita de Borbón Dos Sicilias Lubomirska -fallecida en 2014- fueron imputadas en la operación Emperador, una red en la que estuvieron implicados numerosos empresarios y aristócratas en nuestro país y que a través del chino Gao Ping, introducían en España dinero de forma opaca.

La princesa María Inmaculada, con tratamiento reconocido de Alteza Real, era prima hermana de doña María, madre del Rey Juan Carlos, puesto que su padre, Gabriel María de Borbón y el de la condesa de Barcelona, don Carlos, eran hermanos.

El citado Gabriel (1897-1975) fue el decimosegundo hijo de Alfonso de Borbón-Dos Sicilias, conde de Caserta y jefe de la Casa Real de las Dos Sicilias, que reinó en Nápoles antes de la reunificación italiana bajo la dinastía de los Saboya. A los Borbones españoles a mediados del siglo XIX les costó mucho reconocer la soberanía de estos últimos, puesto que estaban del lado de sus parientes destronados; no se olvide que Isabel II era hija de María Cristina de Borbón-Dos Sicilias.

La madre de María Inmaculada fue Su Alteza la princesa polaca Cecilia Lubomirska, fallecida casi centenaria en 2001. Por eso María Inmaculada y sus hermanos nacieron en Varsovia, donde vivieron hasta los años 60, cuando toda la familia tuvo que escapar del régimen comunista y se trasladó a España, afincándose en Andalucía.

María Inmaculada se casó en 1970 con Miguel García de Sáez. Y tuvieron dos hijos: José Luis e Ilia Sáez y Borbón Dos Sicilias. Como decíamos, el gran escándalo familiar saltó en 2013. La ahora fallecida y su hermana Margarita fueron dos de las imputadas en la operación Emperador.

La red funcionaba de la siguiente manera: los implicados tenían fondos en Suiza y querían disfrutar del dinero en España de forma ilícita, sin pagar los impuestos correspondientes. Entraron entonces en contacto con un miembro de la red de Gao Ping que les facilitaba la cantidad deseada. Después, ellos enviaban esa misma suma más un porcentaje de sus cuentas en Suiza hasta otras de China que controlaba la organización.

Por su avanzada edad y problemas de salud, Fernando Andreu, el juez de la Audiencia Nacional que investigó el caso , dispensó a las dos octogenarias princesas de tener que acudir al juzgado a declarar. Pero la hija de María Inmaculada, Ilia, reconoció los hechos ante el magistrado. Admitió que su madre había recibido dos entregas en metálico, una de ellas de 20.000 euros, de la red de blanqueo de Gao Ping y que se había acogido a la amnistía fiscal aprobada con el Gobierno de Mariano Rajoy para regularizar sus fondos en Suiza.

Decíamos que siempre hubo vínculos entre la Familia Real y estas princesas de las Dos Sicilias. De hecho, cuando en 2014 murió la princesa Margarita -la hermana de la fallecida ayer-, el entonces Príncipe Felipe fue el primero en acudir al tanatorio madrileño de la Paz para dar el pésame a sus familiares, lo mismo que hicieron horas después la Reina Sofía y la Infanta Elena, quienes se quedaron hasta que terminó la misa del funeral.

Y dos días después del entierro, se celebró un solemne funeral en la catedral de la Almudena, al que acudieron la Reina Sofía y Don Felipe. La pandemia del coronavirus y el estado de alarma impedirán ahora a nuestros Reyes, tanto Felipe VI y Doña Letizia, como a los Eméritos, despedirse en público de su tía