Michel Camilo: Lo importante es seguir creando y no dormirse en los laureles

594

Santiago de Compostela (España), 10 feb.- “Es importante seguir creando. No dormirse en los laureles, ese es mi credo”, afirma en una entrevista con Efe el pianista y compositor dominicano Michel Camilo, un nombre que por sus raíces y su herencia va unido sin duda al del género jazz latino.

Sin embargo, Camilo (Santo Domingo, 1954) se atreve con jazz y con clásico, con solos y con orquestas sinfónicas, porque para él lo importante es crear un “arcoíris musical”.

“Lo que me interesa es el color de la música y el reto que cada proyecto te da. Seguir desarrollándome y nunca dejar de buscar nuevos caminos y soluciones, nuevas inspiraciones”, declara el compositor, que este año comenzará una nueva gira en la que se dejará ver por España, país al que siempre se ha sentido “muy unido” musicalmente.

Camilo tiene una visión “amplia” de la música. Marcado por su familia, que hacía de las baladas, los boleros o los tangos una gran “fiesta”, con tan solo cuatro años sacó sus primeras melodías en el acordeón y, tras descubrir el piano, quedó hipnotizado.

“Me enamoré del piano desde el principio, lo que pasa que en mi casa no había, por lo que solo le ponía la mano cuando iba a casa de mis abuelos o de mis tíos”, señala.

Tal era la obsesión de Camilo con el piano que dibujaba en una cartulina las diferentes teclas del instrumento y él mismo escuchaba las notas en su mente, y así practicaba para cuando tuviera la ocasión de tocar de nuevo.

“El piano es un instrumento orquestal. Con él puedes tocar más de una nota a la vez. Es una gran dicha poder tocar no solamente la melodía, sino todo lo demás”, reconoce el dominicano, que al final consiguió que le compraran el instrumento.