Medicamentos Para El Dolor De Dientes: ¿Cuáles Son Sus Opciones?

417
Man with a toothache. Pain in the human body on a gray background with red dot

Cuando se presenta dolor de dientes, tratarlo se vuelve la prioridad número uno. La primer medida es hacer una cita con su dentista para diagnosticar la causa y tratar el dolor. Mientras tanto, sin embargo, para un alivio rápido en casa, le presentamos algunas opciones de medicamentos para el dolor de dientes que podrían aliviar los síntomas.

Causas comunes del dolor de dientes

Los dientes y la boca son vulnerables a muchos problemas que ocasionan dolores dentales:

  • El dolor agudo o el dolor sordo pueden ir acompañados de una caries.
  • Los dolores punzantes prolongados podrían significar que usted padece de una infección o un absceso en un diente o en las encías.
  • Puede ser que confunda una sensación de presión sinusal intensa con dolor dental. La acumulación de mucosa en los senos nasales puede ocasionar presión en uno o más de los dientes superiores.
  • La gingivitis, que puede resultar en la enfermedad de las encías, puede crear áreas sensibles alrededor de los dientes y la encía.

Medicamentos de venta sin receta para el dolor de dientes

Según sus síntomas, los medicamentos de venta sin receta y los tratamientos de temperatura son algunas formas con las que puede aliviar el dolor de dientes mientras espera la ayuda de un profesional.

La benzocaína es un anestésico tópico que disminuye y alivia temporalmente el dolor en el área tratada. Cuando se distribuye sobre los dientes y la encía, la sensación de adormecimiento puede disminuir el dolor de las encías sensibles, las punzadas y la presión del dolor dental relacionadas con los senos nasales. Sin embargo, de acuerdo con la Asociación Dental Americana, la benzocaína no debe usarse en niños menores de 2 años de edad.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides(AINE) presentan una manera segura de aliviar el dolor dental a corto plazo que resulta por una caries, la enfermedad de las encías o por la presión sinusal. Algunos AINE están disponibles para su venta sin receta. No sólo ayudan a reducir el dolor que acompaña a las caries, sino que también ayudan a reducir la inflamación, de acuerdo con la Clínica de Cleveland. También puede usar aspirina, ibuprofeno o naproxeno para reducir la inflamación, un síntoma doloroso de la sinusitis, los dientes con abscesos y la gingivitis. Sin embargo, no se recomienda tomar un AINE durante más de 10 días sin antes consultarlo con su médico.

Mientras que los AINE alivian el dolor y reducen la inflamación y la fiebre, el paracetamol sirve para disminuir el dolor y la fiebre, pero no trata la inflamación, según la Administración de Alimentos y Medicamentos de los E.U.A. Debido a sus propiedades para aliviar el dolor, el paracetamol es bueno como primera línea de defensa contra el dolor agudo y punzante que acompaña la etapa inicial de formación de una caries, así como contra las punzadas prolongadas que pueden seguir después.

Remedios caseros para tratar el dolor bucal

Muchas veces, los remedios medicinales caseros pueden ayudar a disminuir el dolor junto con los analgésicos de venta sin receta.

Si la causa del dolor dental es la presión sinusal, pruebe un baño caliente con vapor para ayudar a desplazar la acumulación de mucosa de los lados de la cara y aliviar la presión sobre los dientes. Además, mantenga a la mano una compresa de hielo sobre los dientes superiores para adormecer la sensación de presión.

Como alternativa a la benzocaína, quizá quiera probar con aceite de clavo, otro agente adormecedor. El aceite de clavo se puede aplicar directamente sobre el absceso dental punzante o sobre las encías inflamadas para un alivio rápido.

Solución para un alivio a largo plazo

Si siente que los dientes le empiezan a doler o las encías se están volviendo sensibles, los analgésicos sólo son soluciones temporales hasta consultar con su dentista. Tome en cuenta que retrasar el tratamiento podría sólo empeorar la condición subyacente. Mantenga la salud dental cepillándose los dientes dos veces al día con una crema dental que repare los daños iniciales a dientes y encías, use hilo dental una vez al día y programe revisiones dentales cada seis meses para encontrar los posibles problemas antes de que se vuelvan dolorosos.