Luguelin va por “buenas cosas sin “distracciones”

239

El campeonato de atletismo, en la modalidad de los 400 metros planos, de los Juegos Panamericanos de Lima fue un escenario que quedó lejos de ser una experiencia agradable para el velocista dominicano, Luguelin Santos.

El registro de 45.73 para Santos es un buen tiempo para un atleta común. Pero para él, acostumbrado a otras marcas, ese resultado es lo menos deseado, en especial para retornar a rondar los podios acostumbrados en su ya reconocida trayectoria.

En fin, ya los Panamericanos es una página, poco ilustre sí, pero para el olvido. Ahora el velocista nativo de Bayaguana (Monte Plata) tiene la atención en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

“Los Juegos Olímpicos”, responde sobre su meta fundamental. “El año que viene hay buenas cosas, se avecinan buenas cosas.

Los planes para 2020 son competir en las ligas, algo que le ayudará con su meta de presentarse en forma ideal en la competencia de Tokio.

En lo que llega el próximo año, Santos, que se entrena bajo la dirección del exmedallista olímpico Félix Sánchez asegura estar en excelentes condiciones. Se le observa su cuerpo más definido y además listo para correr. “Estoy ready ahora mismo yo”, dijo Santos. “Estoy ready de todas formas”, dice en referencia en que además del estado físico su forma de correr está a punto.

Los 45.73 de Luguelin lo ubican en el puesto 97 entre los mejores de la temporada que ya concluye. Para pensar en mejores puestos en las próximas competiciones, como la Liga Diamante, él está consciente de que necesita bajar su tiempo realizado en Lima. Está claro que los que dominan las competencias están corriendo por debajo de los 45 segundos.

Para tener una idea más clara, esta temporada 30 velocistas han corrido por debajo de los 45 segundos, incluido Michael Norman (43.45); Steven Gardner (43.48 y Fred Kerley (43.64) que han detenido el cronómetro por debajo de los 44 segundos. Y si lo de Norman impresiona, no es el récord, eso pertenece a Wayde van Niekerk (43.03), establecido en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

“Este año no quiero excusas”, dice sobre lo que espera para el 2020. El 2019 trajo varias novedades con el corredor dominicano. En marzo de este año anunció su cambio de entrenador y pasó a formar filas junto con su hermano Juander Santos, corredor de 400 metros con vallas y en los Panamericanos de Lima tuvo algunas situaciones que aparentemente lo desconcentraron.

“Este año me estoy preparando en todos los sentidos”, dice Santos, quien se dio a conocer en los Juegos Deportivos Nacionales Escolares de 2008.