Los Toros ganan su cuarto juego seguido

89

El abridor zurdo Carlos Hernández lució impecable en el montículo durante siete innings para darle a los Toros del Este una victoria 6-2 sobre los Tigres del Licey, siendo este su cuarto triunfo consecutivo y el quinto en los últimos seis encuentros.

Los bates taurinos tronaron al son de 11 imparables, siendo la cuarta ocasión con cifras dobles en hits en la temporada y la tercera consecutiva. Con la victoria, los Toros mejoran a 4-2 como dueños de casa y empatan con los Tigres del Licey, ambos con marca de 5-6.

Hernández (1-0, 0.87) tuvo una actuación impresionante desde el box, retirando a los primeros trece bateadores que enfrentó, de manera consecutiva, hasta qué Jeison Asencio, pegó sencillo en el quinto acto con un out.  El zurdo se acreditó el triunfo tras una labor de siete entradas en blanco, permitiendo apenas dos hits, si más libertades y ponchó a cuatro contrarios, enfrentándose a uno por encima del mínimo.

Foster Griffin (0-2), cargó con la derrota al permitir tres carreras, dos de ellas limpias y seis imparables, en apenas tres entradas y dos tercios en las que ponchó a cuatro y concedió un par de boletos.

La primera carrera taurina llegó en el primer inning cuando con corredores en primera y segunda  Yamaico Navarro se arrastró por el short, el tiro del segunda base fue desviado permitiendo que anotara Dairon Blanco. Los Toros anotaron dos carreras más en el cierre del cuarto con dos outs, cuando Jorge Mateo pegó sencillo productor y Magneuris Sierra, con corredores en las esquinas, conectó hit al central que produjo la número tres.