Los Gigantes cambiaron a Mays tras 20 campañas

133

Luego de 20 temporadas y 586 jonrones en su carrera, el 14 de mayo de 1972 Willie Mays volvió a New York para jugar con los Mets.

La leyenda había sido cambiado por los Gigantes de San Francisco. Traemos el tema a la palestra por el traspaso de Juan Francisco del Licey a los Gigantes del Cibao.

Previo al inicio de la temporada de 1970, The Sporting News nombró a Mays el jugador de la década. El 18 de julio de 1970, Mays se convirtió en el décimo jugador en arribar a 3000 hits, un sencillo en el noveno contra Mike Wegener, de los Expos de Montreal.

En 1972, al iniciar su campaña 21 los Gigantes lo transfieren a los 41 años cuando bateaba .184.

El primer partido de Mays con los Mets fue contra los Gigantes, el 14 de mayo de 1972, en el Shea Stadium. En la quinta entrada a Don Carrithers le conectó un jonrón para romper un empate 4-4 y los Mets ganaron, 5-4. Fue el HR 647 en la carrera del muchacho de Alabama.

Mays completó con los Mets la temporada de 1972 y jugó en 1973 su última campaña en las mayores, en 66 encuentros en los que tomó parte, dejó un promedio de .211, despidiéndose como jugador activo en el mejor escenario posible, la Serie Mundial que el equipo de Nueva York sostuvo con los Atléticos de Oakland. Mays fletó 14 cuadrangulares y colgó los spikes dando 44 hits en 1973.

Después que Mays se retiró siguió siendo una personalidad activa, apareciendo en programas de televisión, películas y en otros medios no relacionados con el deporte.

Mays salió de Nueva York en 1958 cuando los Gigantes se mudaron a San Francisco, por lo que jugó la mayor parte de su prime en el vientoso y frío Candlestick Park. Cuando regresó a la Gran Manzana con los Mets ya era demasiado viejo. No recibió la atención o los reflectores que Mickey Mantle tuvo. Fue contemporáneo de un grande como Hank Aaron. Pero Mays era ese jugador único. Era el mejor jugador “libra por libra” de todos ellos.

En 1979 Mays recibió el 94.7% de los votos cuando fue elegido al Salón de la Fama.