Lo que el COVID-19 se llevó: sueños y récords de medallas olímpicas

73

El pasado lunes, el ministro de Deportes, Danilo Díaz dio la voz de alerta, al punto que todavía este día sería día de fiesta, el antes y el después a nivel olímpico. El funcionario no descartaba que el país hubiera quebrado la barrera de dos medallas ganadas en una misma edición de Juegos Olímpicos, cuya edición 2020 hubiera culminado el pasado 9 de agosto.

Eso ocurrió dos veces, primero en Pekín 2008 (Félix Díaz en boxeo y Gabriel Mercedes, taekwondo) y en 2012 (Félix Sánchez y Luguelin Santos en atletismo).

Se precisa desde el principio que esa posibilidad se mantiene, pero se presentan múltiples factores que son necesarios analizar. Visto eso, no es lo mismo las condiciones para los Juegos de 2020 (julio 22/agosto 9), que para los de 2021 (julio 23/agosto 8)

Pues si los Juegos se hubieran celebrado este año, claro, sin el fastidioso coronavirus, eso hubiera cambiado, con el empuje, una vez más, de los deportes de combate.

“No tengo dudas”, dijo Díaz. “Es así nuestros pronósticos eran esos”, manifestó el técnico Tony Mesa . “Nuestros pronósticos iniciales daban proyección de más de dos medallas, porque el número de deportes con proyección de medallas se había incrementado”, zanja el técnico.

Basa su pronóstico en cuatro deportes, como el taekwondo, boxeo, pesas y la posibilidad del relevo mixto de 4×400.

En esa parte inicial no entraba la potencia del karate, encabezado por María Dimitrova (especialidad en kata), debido a que todavía se espera por su clasificación.

Algunos de esos deportes no solo tenían proyectada una medalla, sino más de una, explica Mesa. Es así que “en boxeo hasta tres con posibilidades de medallas” y se apoya en que “varios están ranqueados entre los primeros 10”.

En el caso del taekwondo, Mesa analiza que “Moisés Hernández; Katherine Rodríguez y Bernardo Pié tenían probabilidad de entrar en el cuadro medallístico”.

El entrenador del equipo de taekwondo, Miguel Camacho, es un poco más conservador en su análisis. “Entiendo que hubiéramos tenido una buena participación, porque en unos Juegos Olímpicos es difícil hablar de medalla. Lo que sí puedo hablar que, si hay un deporte dominicano que pueda repetir una medalla olímpica, en el 2020, es taekwondo. Es el que más posibilidades tiene”, dijo Camacho.

Y en el atletismo, en el relevo mixto del 4×400, respalda las piernas y resistencia de las velocistas Marileidy Paulino y Fiordaliza Cofil y por el lado masculino a Luguelin Santos y Lidio Félix. En el caso de estos dos atletas masculinos “son corredores de 45 segundos con proyecciones de 44”, sostiene Mesa.

Otro deporte de combate, tradicional en el podio dominicano en juegos multidisciplinarios, es el karate. “En el karate, María Dimitrova y cualquiera de los de kumite que clasificara podría entrar en medalla”, dice Mesa, quien a su vez es el director técnico del Ministerio de Deportes, advirtiendo siempre que karate falta por ganarse sus boletos para Tokio. “Lo más difícil de los deportes mencionados es la clasificación. Después que clasificas eres un contendiente A con posibilidad de medalla”.

El presidente de la Federación Dominicana de Karate, José Luis Ramírez, defiende que al menos uno de los atletas que hubiera clasificado a Tokio 2020, se colgaría un metal en el cuello. “Nosotros teníamos la esperanza de tener por lo menos una presencia de dos a tres atletas y traerle al país una medalla”, dijo Ramírez.

¿Y para el 2021?

Lo que el COVID-19 se llevó nunca lo sabremos. Con fortuna los resultados serían igual o mejor para 2021, pues con la esperanza de la vacuna, se crece la posibilidad de que haya Juegos Olímpicos el año entrante.

“Hay que ver ahora nuevamente las previsiones de control”, señala Mesa. “En el momento en que estaba para 2020, Zacarías Bonnat hubiera sido medallista de oro o plata”, agrega. “Crismery Santana hubiera sido medallista y Beatriz Pirón estuviera luchando por una medalla también”, pero todo eso se lo llevó el COVID-19.

Lo mismo ocurre con Moisés Hernández, que era “proyección de medalla segura”.

“Ahora hay que esperar el nivel de forma deportiva, que no es una cosa que se mantenga durante todo el año, está muy en correspondencia con la preparación, la salud, es algo multifactorial”, por lo que hay que “que ver cómo se desarrolla ese proceso”, señala Mesa.

Ahora viene un proceso de focalización bien concentrada en la preparación. Ver la proyección de los que van a clasificar y buscar una preparación efectiva, “en función de lograr lo más cercano a lo óptimo que se pueda”. Lo más cercano es “porque el mundo va a entrar en una crisis económica y el deporte no escapa a eso”.

Ramírez señala que para 2021 se tratará de “reconstruir, porque el edificio, que son los atletas, indudablemente sufrió varios daños con esta pandemia”.

Taekwondo se mantiene en la misma dirección para Tokio 2021. “Yo soy optimista, lo que pretendo es que esas posibilidades aumenten”, señala Camacho.

En las líneas anteriores no aparecen las Reinas del Caribe. Y el director de Selecciones Nacionales Femeninas sonó más que positivo en ese sentido. “Yo hubiera cogido una de las tres medallas. Había una buena posibilidad de subirla en el podio en los Juegos Olímpicos y esa misma posibilidad con el entusiasmo que se están entrenando las muchachas la podemos coger en el 2021”, dijo Marte