LeBron incómodo en la burbuja: “Se siente como si fueran cinco años aquí”

109

Los casi tres meses de competición en la sede “burbuja” de Disney World han sido “el reto más difícil que he enfrentado como profesional”, dijo este martes LeBron James, la superestrella de Los Angeles Lakers, la víspera del arranque de las Finales de la NBA ante Miami Heat.

“Ni siquiera sé cuántos días han sido, pero se siente como si fueran cinco años”, afirmó James en una conferencia de prensa. “Pero no importa. Estoy aquí por una sola razón y es competir por el campeonato. Esa ha sido siempre mi mentalidad”.

El alero, que a sus 35 años jugará su novena final en la última década, se instaló junto al resto de los Lakers en el complejo deportivo de Disney World (Orlando) el 10 de julio para terminar a puerta cerrada la temporada, que estaba suspendida desde marzo por la pandemia de coronavirus.

Desde entonces los equipos de la NBA han vivido en situación de aislamiento en el complejo ESPN World Wide of Sports de Disney World, un área de más de 90 hectáreas con canchas de juego y entrenamiento, hoteles y numerosos servicios y actividades de entretenimiento.

Separados de sus familias durante casi dos meses, los jugadores han tenido que seguir numerosas restricciones y estrictos protocolos sanitarios.

A su llegada, pasaron varios días en cuarentena en sus habitaciones y posteriormente se les ha seguido aplicando pruebas de covid-19 a diario sin la posibilidad de abandonar el complejo, salvo por emergencias médicas o personales bajo autorización de la NBA.

El clima en Disney World también tuvo picos de tensión a raíz de la lucha de los jugadores por la igualdad racial.

Comenzando por los Milwaukee Bucks, los equipos que seguían en competición a finales de agosto se negaron a jugar durante tres jornadas indignados por un nuevo caso de violencia policial contra un hombre negro, Jacob Blake, quien fue disparado por la espalda durante una detención cerca de Milwaukee pese a que iba desarmado.