Las seis familias a las que se le quemaron sus casas en La Puya demandan ayuda

121

Seis familias que perdieron todas sus pertenencias en un incendio ocurrido el pasado sábado en el barrio La Puya, de Arroyo Hondo, en el Distrito Nacional, clamaron este martes ayuda de las autoridades, porque están viviendo en condiciones inhumanas, durmiendo en el piso, sin alimentos y poca ropa.

Las casitas, algunas de madera y zinc, estaban ubicadas en la parte baja de una ladera de más de 50 metros, lugar que se le hizo imposible penetrar a los bomberos, debido a que el acceso es por angostos callejones y empinados escalones hasta donde solo se puede llegar a pie, si se cuenta con buenas condiciones de salud.

Brigida de la Cruz, una de las afectadas, explicó que al lugar se presentaron empleados del Instituto Nacional de la Vivienda (Invi), tomaron medidas, pero no dijeron si reconstruirían las viviendas destruidas. Dijo que perdió parte de sus ajuares, pero sus vecinos todo.

“Los bomberos vinieron, pero cuando quisieron llegar ya estaba todo apagado, porque no pudieron bajar, lo apagaron a fuerza de agua, con latas”, dijo De la Cruz.

Miguelina Pérez y Victoriana Hernández explicaron que sus parientes perdieron totalmente sus casas con todo adentro porque fue poco lo que se pudo salvar, pero que gracias a Dios ninguna persona resultó con daños físicos, pero que un perro murió quemado.

Mientras que Valentina Hernández, madre de dos niños, indicó que perdió lo poco que tenían y solo quedaron con la ropa que tenían encima, por lo que instó a las autoridades acudir en su auxilio porque quedaron sin nada. Otros de los afectados duermen en el piso de una iglesia y en casas de parientes y vecinos.

Solicitaron al Plan Social de la Presidencia y a los Comedores Económicos que les lleven colchones y alimentos y a otras autoridades un techo donde volver a tener su hogar. Explicaron que están viviendo de la bondad de los vecinos, que les han dado alguna ropa y alimentos.