Kim Jong-un supervisa el lanzamiento de prueba de una “nueva arma” norcoreana

369

Científicos norcoreanos ultimaron un nuevo armamento que fue probado por orden del líder del país asiático, que presenció el disparo de varios proyectiles.

Según Kim Jong-un, un nuevo sistema de armas no especificado ha sido desarrollado para adaptarse a las condiciones del terreno del país, gracias a que reúne una serie de características tácticas que lo hacen ventajoso en comparación con otras armas existentes.

Corea del Norte ha disparado este martes proyectiles no identificados frente a su costa oriental, lo que eleva a cuarto los lanzamientos efectuados en menos de dos semanas, informó el Ejército de Corea del Sur. El líder norcoreano, Kim Jong-un, ha calificado el lanzamiento de misiles de “advertencia” para EE.UU. y Corea del Sur.

Entretanto, el Ministerio de Exteriores de Corea del Norte ha condenado este martes los ejercicios militares conjuntos de EE.UU. y Corea del Sur, que calificó de “abierto desprecio y violación flagrante” de los acuerdos alcanzados para mejorar las relaciones entre Pionyang y Washington y garantizar la paz duradera en la península coreana.

Este tipo de acciones “agresivas” demuestran que las autoridades estadounidenses y surcoreanas “no tienen la voluntad política” para llevar a efecto las declaraciones conjuntas, y que mantienen su posición de “continuar enfrentándonos como enemigos”, se lamentó un vocero de la Cancillería, citado por la agencia KCNA.

Segunda fase de ejercicios conjuntos

Corea del Sur y Estados Unidos acordaron empezar este domingo la segunda fase de sus ejercicios militares conjuntos, lo que generó tensión con Corea del Norte, que respondió con el lanzamiento de proyectiles no identificados frente a su costa oriental.

Desde este domingo ambos países planean desarrollar simulacros informáticos sobre preparación ante el eventual estallido de una guerra a gran escala en la península de Corea.

Por su parte, Pionyang contempla estos ejercicios como un desafío a las negociaciones sobre la desnuclearización en la región.

El pasado 5 de agosto, Washington y Seúl comenzaron a realizar simulacros informáticos conjuntos diseñados para hacer frente a amenazas de provocación o terrorismo.