Karen se degrada a depresión tropical rumbo a Puerto Rico e Islas Vírgenes

306

La tormenta tropical Karen se degradó este lunes a depresión con vientos máximos sostenidos de 35 millas por hora (55 km/h), pero mantiene su amenaza de fuertes lluvias y vendavales para Puerto Rico y las Islas Vírgenes.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de EE.UU. indicó en su boletín de las 17.00 hora local (21.00 GMT) que Karen se desplaza rumbo nornoroeste a 13 millas por hora (20 km/h).

La depresión se encontraba a esa hora 175 millas (285 km) al sur de San Juan (Puerto Rico) y 135 millas (215 km) al sursuroeste de St Croix, en las Islas Vírgenes.

Según los meteorólogos, el centro de Karen se moverá esta noche sobre el mar Caribe oriental, y esta noche o el martes por la mañana pasará sobre o cerca de Puerto Rico y las Islas Vírgenes.

El NHC no informó de un posible fortalecimiento de Karen, que podría pasar como depresión por la costa oriental de Puerto Rico, donde anticipa habrán acumulaciones de agua de lluvia de hasta 8 pulgadas (20 centímetros).

La agencia federal, con sede en Miami, mantiene sin embargo el aviso de tormenta tropical para las Islas Vírgenes, tanto las estadounidenses como las británicas, como para Puerto Rico, incluyendo sus islas de Vieques y Culebra.

Entre tanto, la tormenta tropical Lorenzo continúa su fortalecimiento, con vientos máximos sostenidos de 45 millas por hora (75 km/h).

Los meteorólogos del NHC alertaron de que esta zona de bajas presiones situada al sur del archipiélago de Cabo Verde se podría convertir para el miércoles en huracán, es decir, con vientos superiores a las 74 m/h (119 km/h).

Esa tendencia se mantendría y para finales de esta semana podría alcanzar las 110 m/h (177 km/h), lo que le dejaría a las puertas de ser considerado huracán mayor según la escala Saffir-Simpson, que clasifica a los ciclones por la intensidad de sus vientos.

Lorenzo, que este lunes se convirtió en tormenta tropical, se desplaza actualmente hacia el oeste a 16 millas por hora (26 km/h), aunque se prevé que virará esta noche hacia el oestenoroeste, lo que le llevaría hacia aguas abiertas del Atlántico.

En el camino, el centro de la tormenta tropical debería pasar bien al sur de las islas de Cabo Verde entre este lunes y la madrugada del martes.