Justicia ordena registro de casa y consultorio de la psiquiatra de Maradona

212

ARGENTINA.- La Justicia ordenó este martes el registro del domicilio y del consultorio de Agustina Cosachov, la psiquiatra que trató a Diego Armando Maradona, en el marco de la causa que investiga las causas de la muerte del exfutbolista, confirmaron a Efe fuentes judiciales.

Dichos registros se produjeron en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires y fueron autorizados por el juez de garantías interviniente en la investigación, en aras de esclarecer la posible implicación de la psiquiatra en el fallecimiento del astro argentino.

En ese sentido, fuentes de la Fiscalía General de la localidad bonaerense de San Isidro que lleva adelante estas pesquisas afirmaron a Efe que remitirán nuevas comunicaciones en los próximos días siempre y cuando «el contenido de la causa lo habilite».

En declaraciones al canal TN, el abogado de la psiquiatra, Vadim Mischanchuk, afirmó que estos registros son «medidas de rutina» en todas las causas relacionadas con «mala praxis» profesional, en las que se recolectan elementos como teléfonos móviles y ordenadores para «reconstruir» el historial clínico del paciente.

«Hay tranquilidad en mi asistida en cuanto a las decisiones médicas que tomó», afirmó el abogado, y agregó que la tarde de este martes se dirigirá a la Fiscalía para hacer su designación y tomar contacto con la causa para designar peritos de parte.

Estos registros se produjeron dos días después de que la misma autoridad judicial ordenase los del domicilio y el consultorio del neurocirujano Leopoldo Luque, que se encuentra actualmente en el punto de mira de la causa que busca determinar si hubo algún tipo de negligencia en torno a la muerte de Maradona, fallecido el pasado miércoles a los 60 años.

De hecho, Luque se personó el lunes por la mañana en la Fiscalía para informarse de su situación, pero no le tomaron declaración al no estar formalmente acusado.

Maradona, que había estado ingresado a inicios de este mes en dos centros de salud por anemia, deshidratación y un hematoma subdural por el que finalmente fue operado, murió como consecuencia de un paro cardíaco en una casa de las afueras de Buenos Aires.

El exfutbolista había recibido el alta médica de la clínica Olivos en la que fue operado el 11 de noviembre y desde entonces hasta su muerte residía en un casa en una urbanización privada.