El cardenal López Rodríguez está siendo intervenido en Cedimat tras sufrir una caída

182

El Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez se encuentra ingresado desde ayer en el Centro de Diagnóstico y Medicina Avanzada (Cedimat) luego de haber sufrido una caída.

Una fuente indicó a este medio que el cardenal entró a cirugía a 9: 00 de la mañana por una fractura en la cadera producto de la caída.

Hasta el momento se desconoce el estado de salud en el que se encuentra arzobispo emérito de Santo Domingo.

Según informaciones obtenidas, algunos jóvenes pertenecientes a diferentes Iglesias se presentarán al centro médico a realizar una cadena de oración por el Cardenal.

Al prelado renunció  como Arzobispo Metropolitano de  la Arquidiócesis de Santo Domingo por motivos de edad y su renuncia fue aceptada por el papa Francisco en 2016.

Desde entonces de retiro en su casa en el Distrito Nacional.

Un grupo de jóvenes pertenecientes al Grupo de Evangelización del Camino de la Iglesia Católica, se presentó este sábado al Centro de Diagnóstico Medicina Avanzada (Cedimat) para orar por la salud del cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez.

Los jóvenes llegaron al lugar preocupados por la salud de arzobispo emérito, quien fue ingresado anoche por una caída que le produjo una fractura de cadera,

Antes de iniciar las oraciones en la capilla del hospital, los jóvenes fueron requeridos a donar plaquetas para el cardenal, de quién hasta el momento se desconoce su estado de salud.

El padre Manuel Isidro Sala ofició la oración y pidió por la salud y pronta recuperación del cardenal.

“Guía las manos de sus médicos y fortalécelo a él para que salga bien en la operación y que sea tu santa voluntad” rezaba el padre Isidro.

Wilfredo Kranwinkel, catequista del camino Neo Catecumenal, contó varias anécdotas sobre las obras benéficas realizas por monseñor López Rodríguez.

“Valiente en la batalla” así define al cardenal, de quien expresó es una persona que ayuda a los pobres.

Al tomar la palabra, resaltó las cualidades del arzobispo, asegurando que la iglesia libra una gran batalla y el cardenal ha sido fundamental para librarla.

“Unos de los cardenales que más misiones han enviado al mundo ha sido este, por eso hermanos lo mejor que nos queda hacer es rezar para que se cumpla la voluntad de Dios en esta operación” dijo Kranwinkel.

Los presentes entonaron cánticos, entre ellos el salmo 8 y elevaron plegarias al Señor por la mejoría del arzobispo emérito.

Luego de la oración se les pidió a los presentes retirarse a sus parroquias para cumplir con las medidas sanitarias impuestas para evitar la propagación del Coronavirus.