Gerente general de los Marineros ofreció un boletín sobre Adams y Haniger

180

Nadie sabe cuándo se reanudará la acción de las Grandes Ligas, pero en buenas noticias para los Marineros, el gerente general Jerry Dipoto dijo que el relevista Austin Adams está mejorando bien tras su cirugía de rodilla y podría estar listo cuando finalmente comiencen los encuentros.

Adams fue una de las más placenteras sorpresas de los Marineros el año pasado, convirtiéndose en una importante opción para los innings finales antes de romperse los ligamentos en la rodilla izquierda durante una jugada en primera base el 21 de septiembre en Baltimore.

Después de someterse a una cirugía de reconstrucción del ligamento cruzado anterior en octubre, el pitcher de 28 años está tratando completar su proceso de rehabilitación con la esperanza de no perder tiempo de juego. Ahora mismo está lanzando y corriendo en su residencia de Florida.

“Quizás fue el último de los muchachos en salir de Arizona”, dijo Dipoto. “Echando broma me dijo, ‘Voy a estar listo para el Día Inaugural’. Y por lo que veo, al ritmo que va, probablemente será así. Su rehabilitación no se ha visto afectada. Al contrario. Al parecer le está yendo muy bien.

Tras ser adquirido de los Nacionales en mayo pasado, Adams dejó 3.07 de efectividad con 49 ponches y 12 boletos en 29.1 innings.

Haniger también mejora

El jardinero derecho Mitch Haniger, por su parte, sigue mejorando luego de operarse para reparar un músculo aductor en la ingle y una hernia discal en la espalda durante la temporada muerta.

Dipoto dijo que Haniger ha seguido rehabilitándose en su casa de California, aunque todavía está limitado a caminar y hacer algunos ejercicios para la parte baja de la espalda y la ingle.

Sin embargo, Dipoto mencionó que la rehabilitación de Haniger siempre sería más larga y que todavía no hay fecha para un posible retorno.Según Greg Johns de MLB.COM

“No sé qué tanto tiempo se va a tomar. Estoy seguro de que en la situación en la que estamos ahora mismo, con menos acceso a instalaciones con terapistas profesionales, las cosas no van a ir más rápido. Pero en su caso nunca fue una cuestión de velocidad. La preferencia es que vaya con calma, francamente”.