Gerente de las Águilas valora asistencia de veteranos en primer día de práctica

239

SANTIAGO.- Como cabezas pensantes de las Águilas Cibaeñas, Quilvio Hernández, Ángel Ovalles y Félix Fermín, sermonearon  la tropa a que dijo presente en el primer día de entrenamientos, la tarde del miércoles  en el Estadio Cibao de aquí.

Ubicados en las butacas del grand stand, a distancia de un metro y llevando mascarilla, los jugadores escucharon atentos al presidente gerente general y manager del equipo.

Estamos aquí para ganar el campeonato”, expresó Quilvio Hernández en nota de prensa del equipo, destacando que la fanaticada aguilucha se merece celebrar la corona 22.

Sostuvo que ha sido un año difícil para muchos jugadores, ya que se suspendieron las ligas menores y el torneo de México y por esa razón han comenzando temprano con el mini Camp.

Hernández recordó a los jugadores que este será un torneo corto, por lo que hay que comenzar a ganar desde el primer día, para ir cumplieron la meta hasta representar el país en la Serie del Caribe.

Mientras que Ángel Ovalles  dijo estar muy contento de recibir un grupo tan grande de jugadores jóvenes y veteranos, una mezcla que arrojará resultados positivos.

Ovalles destacó la presencia de jugadores probados como Juan Carlos Pérez, Luis Valenzuela, Diego Goris, Ramón Torres y los lanzadores Juan Nicasio y Neftalí Feliz, quienes no entrenaron, pero se presentaron.

“Hemos conformado un equipo para dar la batalla y ustedes unidos a la mítica de las Águilas Cibaeñas, están llamados a darnos una buena temporada en el terreno de juego”, explicó Ovalles.

Finalmente, habló el manager Félix Fermín, quien hizo hincapié en que cada jugador debe actuar con responsabilidad y seriedad ante la pandemia del COVID-19.

“Tenemos que cuidarnos, mantener la distancia y la protección exigida, ya que esta pandemia es una realidad”, explicó Fermín.

Insistió en que si se cuidan, no solamente se protegen ellos, sino también a su familia, por lo que fue reiterativo que hay que actuar con responsabilidad y seriedad.