Furcal: siempre estuve junto a Bobby Cox para que me pusiera a jugar, si se movía ahí yo iba

122

El exjugador de las Grandes Ligas, Rafael Furcal, indicó en tono muy jocoso en Z Deportes que ganarse su puesto en Grandes Ligas fue a base de una estrategia de asediar al dirigente Bobby Cox y ganarse su confianza.

Furcal cuenta que todo empezó hablando con Andrés Galarrada, quien le dijo que se mantenga ready por que el dirigente solía darle descanso a los titulares. Furcal al saber esto procedió a sentarse junto a Bobby Cox, donde este siempre lo estuviera viendo, en un momento tocaba sustituir un lanzador al que le tocaba batear y esto fue lo que pasó:

Galarraga me haló para un lado y me dijo ‘mira chiquito, todavía no hemos empezado a jugar, pero en el quinto inning, tercero y cuarto inning y los primeros diez juegos a los que jugamos diario desde que tomamos dos turnos Bobby Cox nos saca, mantente siempre la lado de Bobby Cox que ese es el turno de ustedes que ahí es que lo meten’. Y yo siempre estaba estrechándome al lado de Bobby Cox. Empezó el primer juego contra Cleveland y yo al lado de Bobby Cox, en los ojos de
Bobby Cox ahí, me movía pa’ donde Bobby Cox. Bebía agua y yo iba al lado de Bobby Cox donde me viera.

Cuando entonces viene el turno del pitcher Bobby Cox anda buscando a alguien y al primero que ve es a mí y yo estoy ready mi hermano. Cuando el primer picheo que me hacen en el spring trainning que vi es un pitcher de Cleveland y di jonrón. Yo pensaba que solo me metió a ese turno y me dijo vete pal short y dije  ‘velo aquí’.

Alomar da un palo para el center field e intenta hacerlo triple, Andruw Jones chocó con la pared, yo fui agarré la bola y le hice out en tercera, metí el machete, ¡out! y después en el otro turno toqué, me robé segunda y me robé tercera y todo de ahí en adelante fue historia.

En ese año, temporada del 2000, el nativo de Loma de Cabrera fue nombrado Novato del Año de la Liga Nacional en una carrera que se extendería a 15 años.

Furcal recuerda que cuando se anunció ese premio, estuvo volando en regreso al país y fue un piloto que le dijo en el aire que había sido nombrado Novato del Año. Dijo que se sorprendió cuando lo recibieron en Puerto Plata celebrando su premio.

Furcal fue perdiendo el amor por el béisbol

Rafael Furcal tenía como atributos principales su velocidad en sus piernas y el tremendo brazo, considerado uno de los más potente en el campo corto, pero cuando fue operado y que perdía rapidez, esto lo fue desencantando.

El exjugador recuerda que llegó un momento que le resultaba pesado levantarse para ir a su trabajo, ya no disfrutaba el juego igual y solo lo veía como un negocio.

“Me levantaba temprano adolorido para ir al trabajo, corría y me hacían out lejos, ya no lo disfrutaba”, indicó.

Lidom

Furcal militó para los Leones del Escogido y posteriormente para las Águilas Cibaeñas. Reveló que en el conjunto escarlata había una situación, que a su modo de ver, no permitía que el equipo ganara. Se refiere al propietario Daniel Aquino, que en el 2004 vendió sus acciones y tomó el control Julio Hazim.

En el 2007 Furcal pasó a las Águilas por Willy Mo Peña, y fue entonces cuando empezó a lograr campeonatos. Un año más tarde fue cuando logra el batazo llamado “el Furcalazo”, que fue un cuadrangular frente a los Tigres del Licey en la Serie Final del 2008 que le dio el anillo al conjunto cibaeño.