Evo Morales ganó con un 45 %, pero iría a segunda vuelta contra Carlos Mesa

511

Según los primeros conteos, con el 83 % de las actas escrutadas, Evo Morales habría obtenido el 45.28 % de los votos, mientras que el candidato Carlos Mesa habría obtenido el 38.16 %. En este escenario, Bolivia iría a una segunda vuelta electoral.

Morales festejó “un triunfo más” y también “conservar la mayoría” en la Asamblea. Por su parte, Mesa dijo que su triunfo es haber conseguido la segunda vuelta.

La jornada estuvo marcada por una alta participación y calma en los centros electorales, según el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Evo Morales (MAS), Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana), Carlos Óscar Ortíz Antelo (Alianza Bolivia), Chi Hyun Chung (Partido Demócrata Cristiano), Virginio Lema (Movimiento Nacionalista Revolucionario), Félix Patzi (Movimiento Tercer Sistema), Ruth Nina (Partido de Acción Nacional Boliviano y única mujer), Víctor Hugo Cárdenas (Unidad Cívica Solidaridad) e Israel Rodríguez (Frente para la Victoria).

Para ganar en primera vuelta, alguno de los candidatos debía lograr más del 50 % de los votos válidamente emitidos o un mínimo del 40 % con una diferencia de 10 puntos frente a la segunda alternativa más votada. Como eso no sucedió, habría segunda vuelta.

Sin embargo, el exviceministro de Comunicación de Bolivia, Oscar Silva, considera que el presidente Evo Morales podría tener un “respaldo rural mayoritario” en el 17 % de votos que faltan por computar. De ser así, aún queda abierta la posibilidad de no llegar a una segunda vuelta. En el mismo contexto, Silva atribuye a una “guerra sucia” en redes sociales el que haya “mermado” la preferencia electoral del actual mandatario en varios departamentos.

Otro dato clave de la elección boliviana es que en la conformación de las listas exigieron y lograron la paridad entre hombres y mujeres, un trabajo que lleva años y con el que se logró que sea el segundo país del mundo con mayor participación de mujeres en la política. Sin embargo, sólo había una candidata a presidenta mujer.

La discusión política principal en Bolivia durante este año electoral fue alrededor de dos tópicos. El primero, positivos números económicos de la gestión de Morales, que le complicaban a la oposición cualquier tipo de discurso que prometiera cambiar algo en ese ámbito.