En USA ven a Tatis III en “estratósfera” y como el que “traerá alegría al béisbol”

113

Era 2013 cuando el panameño Marco Paddy, director internacional de reclutamiento de los White Sox, observó un try-out de un Fernando Tatis III con 14 años y le preguntó, ‘¿qué quiere ser?’, a lo que el hoy torpedero de los Padres respondió: “El Derek Jeter dominicano”.

Lo dice en un reportaje de portada de este mes en ESPN.com bajo el título, “Trayendo la alegría de nuevo al béisbol”, una nota para la que Jeff Passan utilizó de 4,704 palabras (casi 10 páginas de MS Word a letra 12) que hace de consumo más digerible con cuatro fotos y tres vídeos.

“Fernando Tatis Jr., entra en la estratósfera”, encabeza en FanGraphs su artículo de profundidad Jay Jaffe, una de las plumas más respetadas del béisbol, con estadísticas de referencias bautizadas a su nombre.

El Tatis III que hoy copa los titulares de los grandes medios estadounidenses y es visto como el paquete completo de herramientas para adueñarse del juego estaba supuesto para comenzar a tocar las puertas de las Grandes Ligas este año al cumplirse su quinta campaña profesional, como los grandes prospectos de su promoción (2015).

Pero su despegue meteórico adelantó las cosas y es hoy el jugador que más aporta en lo que va de temporada, delante de consagradas figuras en su prime como Mike Trout, Mookie Betts, Nolan Arenado, Francisco Lindor o Manny Machado.

A Paddy, quien ha escouteado desde 1993 entre Bravos, Blue Jays y White Sox, se le atribuye haber visto cosas en Tatis que otros escuchas no, pero al parecer hasta él ha quedado sorprendido.

El reporte de MLB Pipeline, la plataforma digital de prospectos de Grandes Ligas, describía a Tatis en el verano de 2015 como un jugador que “ha mostrado un brazo decente y poder bruto al lado derecho”.

Ese reporte de escucha, que hacía más hincapié en que su padre había jugado en la MLB, también agregaba que tenía “acción fluida en defensa y habilidad para batear la pelota. Su swing respetable ha impresionado a los evaluadores y en defensa puede terminar en segunda o tercera”.

MLB reportó que Chicago le dio un bono de US$8250,000 aunque otras fuentes aseguran que fueron US$700,000. Un equipo que lo vio ofreció un máximo de US$450,000, pero DL supo que Tatis padre pedía un millón por el chico, que en ese entonces medía 6’1 y pesaba 170 libras (hoy tiene 6’3 y 217).