El Escogido, a base de jonrones y relevo, golpea más al alicaído Licey

102

El importado Brett Sullivan y el jardinero Franchy Cordero sacudieron sendos cuadrangulares de dos carreras y un comité de ocho relevistas se combinaron este lunes para ayudar a los Leones del Escogido a propinar a los Tigres del Licey la sexta derrota consecutiva del torneo de beisbol otoño-invernal 2020-21, esta vez por 5-1.

Sullivan conectó su primer jonrón del torneo ante el abridor Deivi García, para darles ventaja 2-1 a los Leones en la segunda entrada, en tanto que en la cuarta los Leones añadieron una más por el primer triple en la liga dominicana del prospecto jardinero Julio Rodríguez.

Y a la hora de recoger los bates, Cordero completó el triunfo fletando un enorme tablazo de cuatro esquinas por el prado derecho del estadio Quisqueya Juan Marichal, su segundo del campeonato.

Los Tigres no supieron aprovechar que debido a la previamente anunciada lesión del derecho Denyi Reyes, anoche los Leones no disponían de otro abridor genuino para lanzar en su turno y optaron por utilizar un comité de relevistas.

El derecho Tai Tiedemann fungió como “opener” y laboró durante dos capítulos de una carrera, tres imparables, un boleto y no ponchó.

Siete relevistas siguieron en el montículo, seis de ellos no permitieron hit desde el tercer episodio hasta el noveno. Estos fueron: Travis Radke (1.0, un ponche), Andrés Núñez (1.1, dos boletos y dos ponches), Rhiner Cruz (0.2, un boleto), Fernando Rodney (1.0, un ponche), Samuel Adames (1.0, un boleto) y Steven Wilson (1.0, un ponche).

Sin embargo, Jumbo Díaz permitió dos imparables -luego de dos outs- en el noveno, pero logró completar el out dominando a Pablo Reyes para terminar el partido.

Con el triunfo, los Leones (11-9) dieron tres golpes en uno: empataron en la cima del torneo con los Toros del Este, igualaron a dos la serie particular con el Licey, mejor conocida como “City Champ”, y, al mismo tiempo, extendieron el calvario de los Tigres (4-7) hundiéndoles en el último lugar de la clasificación .

Durante la mala racha, que inició con una barrida en el doble juego contra los Toros del Este el pasado miércoles, el Licey apenas ha anotado cinco carreras y ha recibido 20 de sus contrarios.

Los azules llenaron las bases en dos ocasiones durante el encuentro, incluido en la primera entrada sin out, pero sólo pudieron anotar una vez por un elevado de sacrificio de Yermín Mercedes.

La victoria fue para Radke (2-0) al retirar a los tres bateadores que enfrentó, con un ponche, en su regreso de una lesión que le mantuvo fuera desde el pasado 27 de noviembre.