El dopaje vuelve a ensuciar el Giro cinco años después

463

Matteo Spreafico (Vini Zabu) abandonó el jueves el Giro de Italia tras “dos resultados de análisis anormales” por el anabolizante Enobosarm, también conocido como ostarina. La Unión Ciclista Internacional (UCI) confirmó que el italiano, de 27 años, fue notificado de estos positivos tras las muestras tomadas el 15 y 16 de octubre, tras la 12ª y 13ª etapa de la Corsa Rosa.

Según el reglamento de la UCI, Spreafico queda “suspendido provisionalmente hasta el veredicto de este caso”, dado que la ostarina es una sustancia prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje desde 2008 y clasificada como agente anabolizante.

Spreafico, que ocupaba la 127ª posición en la general en su primera participación en el Giro, tiene derecho a un segundo análisis para probar su inocencia. Según los especialistas en dopaje, los efectos del Enobosarm se traducen en un aumento de la masa muscular, pero con el riesgo de causar dolencias cardiacas y hepáticas.

INVITADO POR LA ORGANIZACIÓN

Este caso supone el primer positivo en el Giro desde Davide Apollonio en 2015, entonces por EPO. Hace unas semanas, el uso de la ostarina salpicó a Luca Colnaghi, joven promesa del ciclismo italiano. Años atrás, Nikita Novikov y Kayle Leogrande también fueron apartados por la UCI por su consumo.

El Vini Zabu, uno de los tres equipos de la categoría UCI ProTeam que recibió una invitación para disputar el Giro, no ha querido aún pronunciarse sobre el caso de su corredor.

La escuadra dirigida por Luca Scinto se había erigido como una de las animadoras de la carrera, gracias a sus habituales apariciones en las escapadas. Además había subido al podio dos jornadas merced a Giovanni Visconti, con el maillot de mejor escalador. Sin embargo, el jefe de filas decidió no tomar la salida el jueves, alegando fuertes dolores en una rodilla.

La estructura del Vini Zabu, que no es miembro del Movimiento por un Ciclismo Creíble (MPCC), se mantiene desde 2009 con diferentes patrocinadores. En los últimos años ha protagonizado numerosos positivos por EPO, como Danilo di Luca (2013), Mauro Santambrogio (2013) o Ramón Carretero (2015).