Dicen que Jennifer López dejó de confiar en Alex Rodríguez, se apagó el amor y los rumores ganaron esta vez

133

Después del rumor de infidelidad de Alex Rodríguez con Madison LeCroyJennifer López ya no pudo recuperar la confianza. Al menos esto es lo que ha dado a entender un amigo cercano a la “Diva del Bronx”.

La semana pasada JLo y el ex pelotero de los Yankees confirmaron su ruptura por medio de un comunicado conjunto en el que adelantaban que continuarían trabajando juntos en sus proyectos en común. En este nunca dijeron la razón por la cual se separaban, solo dijeron que se habían dado cuenta de que funcionaban mejor como amigos.

El amigo de Jennifer López, por su parte, ha tomado la iniciativa, rompió el silencio y dijo que ella habría dado más importancia de lo que trascendió inicialmente a los rumores que vincularon al antiguo jugador de béisbol con Madison LeCroy, una de las estrellas del reality estadounidense ‘Southern Charm’.

Se dijo que Madison viajó a Miami para encontrarse con A-Rod, se dijo que la relación no fue platónica. Se dio a entender que LeCroy y Rodríguez sí estaban manteniendo un idilio. Todo se negó, pero la semilla de la desconfianza quedó sembrada y al parecer la duda germinó.

Este amigo dice que Jennifer no sentía que pudiera confiar en Alex a pesar de que su supuesta amante hubiese asegurado que lo que fuera que hubiese existido entre ambos en algún momento del año pasado nunca pasó al plano físico. Sea como sea, hubo un contacto entre ellos, y probablemente el hecho de que el empresario haya encontrado algún tipo de conexión con otra mujer, que no era su pareja, dejó muy mal a JLo.

Por todo lo anterior la actriz y cantante, dicen, tomó la decisión de romper su compromiso porque había muchos problemas sin resolver como para pensar en una boda. “El que le hubiese sido o no infiel no importaba. Ella no toleraría que existiera ese miedo entre ellos. Lo estaba pasando mal y no pensaba que seguir con Alex fuera a ser lo mejor para ella“, ha señalado una fuente en declaraciones a People.