Despiden con honores militares a la soldado Vanessa Guillén en la base donde fue brutalmente asesinada

472

A puerta cerrada, arropada por su familia en un funeral al que asistieron unas 30 personas en Fort Hood, el Ejército ha despedido este viernes con honores militares a la soldado Vanessa Guillén, de 20 años, que murió asesinada de forma brutal en esa base texana.

En la ceremonia militar estuvieron presentes los padres y hermanas de Guillén, además de algunos amigos y la abogada de la familia, Natalie Khawam.

Los restos de la joven soldado no estuvieron presentes en la sala, en su lugar para honrarla colocaron el par de botas militares y el rifle que usaba. Su madre, Gloria Guillén, se arrodilló ante el altar y se despidió de ella.Imagen

“Esto es difícil. Esto es difícil de asimilar porque la tragedia de su pérdida ha cambiado para siempre nuestro escuadrón y ha cambiado para siempre a su familia”, dijo el teniente coronel Edward Gavin.

Su familia aún no ha detallado cuando y dónde se le dará el último adiós a la joven, pero sí ha dejado claro que serán ellos los que decidan y no el Ejército.

“Estamos tratando de que se logre darle sepultura, con lo que venga ahí en el cofre, que se le dé cristiana sepultura, que se haga una ceremonia”, dijo Rogelio Guillén en entrevista con Noticias Telemundo,  “yo voy a escoger el camposanto, ellos no tienen derecho a escoger nada”.Imagen

La familia tiene programada una reunión privada en Washington con el presidente, Donald Trump, según informó este martes su abogada, Natalie Khawam.

En una entrevista exclusiva con Noticias Telemundo, Trump calificó de “terrible” lo ocurrido con Guillén y dijo que se ocuparía de “investigar” a fondo los hechos. “Lo vi en las noticias el otro día y pensé que era terrible, y di órdenes específicas, quiero saber todo al respecto, van a informarme al respecto el lunes y podré revelar algo en ese momento”, aseguró.

El encuentro está fijado para el 29 de julio, agregó Khawam, y se realizará en el contexto de los reclamos por parte de la familia de la víctima para que se investigue a fondo lo sucedido en Fort Hood, donde la joven hispana fue vista por última vez con vida el pasado 22 de abril.

Un soldado, Aaron David Robinson, de 20 años, se quitó la vida antes de poder ser interrogado por la desaparición y muerte de Guillén, y su ex pareja se encuentra detenida por su presunta vinculación al caso.

Cecily Aguilar, de 22 años, se declaró “no culpable” este martes ante un tribunal federal de Waco de la acusación de haber intentado ocultar y destruir pruebas.