David Ortiz habría sido extorsionado tras ser grabado en video con conducta inapropiada

317

El ex jugador de Grandes Ligas David Ortiz, habría sido extorsionado por una persona en conflictos con la ley, luego que este lo grabara en un club en los Estados Unidos, supuestamente “toqueteando” unas mujeres.

En una investigación publicada por el periódico The Boston Globe, se relata que Ortiz fue objeto de chantaje y extorsión por un exconvicto dominico-americano y con un historial criminal.

La extorsión se dio a raíz de que Félix Paulino y David Ortiz estuvieran en un club identificado como Venu.

“Por razones que aún no están claras, Ortiz y el ex convicto, Félix A. Paulino, estaban juntos en una habitación privada en el club nocturno de Venu una noche en el distrito teatral. Paulino grabó en video a Ortiz charlando con varias mujeres. A pesar de que el video supuestamente mostraba a Ortiz haciendo nada más que coqueteando con las mujeres, Paulino telefoneó al agente de Ortiz, Fernando Cuza, y amenazó con vender la grabación al sitio de chismes de celebridades TMZ, a menos que Ortiz le pagara $ 20,000”, cita en su publicación The Boston Globe en base a registros de la corte y un investigador que trabajó de forma encubierta en el caso.

Añaden que Cuza, en busca de ayuda, se dirigió a Eddie Domínguez, un ex detective de la Policía de Boston que había servido como agente de seguridad residente de los Grandes Medios de Béisbol de las Grandes Ligas desde 1998 hasta 2008.

Domínguez, el investigador que contrato el manejador de Ortiz para resolver la extorsión de la que su cliente era víctima, dijo que negoció varias veces con Paulino por teléfono, y luego se reunió con él en un restaurante en el centro de Boston, una reunión que Paulino detuvo abruptamente cuando él y su equipo vieron a un equipo de vigilancia del FBI, según documentos judiciales.

A raíz de eso, los agentes arrestaron a Paulino en un automóvil frente a su casa de Lowell y encontraron una pistola de calibre 22 cargada debajo de su asiento.

“Paulino se declaró culpable en el Tribunal de Distrito de EE. UU. En Boston en 2014 por extorsión y por ser un delincuente en posesión de un arma de fuego y fue condenado a dos años de prisión. El caso recibió poca atención pública porque un juez otorgó una moción de los fiscales federales para ocultar la identidad de Ortiz, citando sus derechos de privacidad como víctima”, cita el reporte.

La investigación fue elaborada, escrita y difundida a través de sus plataformas por el periódico norteamericano The Boston Globe, en un trabajo titulado “Mucho antes de los disparos, Big Papi tuvo relaciones con personas que “quieren algo de mí”.

Actualmente, Ortiz se encuentra recuperándose en el hospital general de la ciudad Boston, luego de recibir un disparo mientras compartía en un bar de Santo Domingo, razón por la cual ha sido intervenido quirúrgicamente en tres ocasiones.