Cuidado Federer y Nadal; Nole los está alcanzando

251

Mientras Novak Djokovic realizaba otra entrevista de una larga serie tras ganar su octavo título del Abierto de Australia, el subcampeón Dominic Thiem se subía al asiento de adelante de una camioneta blanca, cortesía del torneo.

Era después de la 1:30 a.m. hora local y Djokovic cargaba la copa plateada de campeón por todos lados mientras explicaba como superó a Thiem por 6-4, 4-6, 2-6, 6-3, 6-4 el domingo para conquistar su 17mo título de Grand Slam. Thiem, en cambio, salía del vestuario tras cumplir con sus obligaciones con la prensa.

Thiem llevaba un trofeo menos imponente en su mano izquierda. Simplemente era otra cosa que llevar a casa junto a sus raquetas, un bolso con sus zapatillas y otra bolsa de plástico con ropa sudada.

Es una escena familiar hoy en día cuando termina un torneo de Grand Slam: un integrante de los llamados “Tres Grandes” alzando el máximo trofeo; un hombre más joven abandonando la escena con muchos elogios, pero sin el triunfo que buscaba. Ahora, con más frecuencia, la persona que es la receptora de todas estas envidias es Djokovic, más frecuente que sus rivales Roger Federer y Rafael Nadal.

Así es el presente. Roger y Rafa necesitan cuidarse pues esta persona, cuyo apodo es Nole, los está alcanzando. Djokovic ha ganado cinco de los últimos siete grandes, una marca que se remonta al Wimbledon del 2018.

Mientras el torneo abandona a Australia, Federer lidera la tabla de hombres con 20 trofeos de Grand Slam, uno por delante de Nadal, y recientemente, apenas tres más que Djokovic.

“Obviamente, en este momento de mi carrera, los Grand Slams son los que más valoro. Son mi prioridad”, comentó Djokovic, quien venció a Federer en la final de Wimbledon el año pasado y en las semifinales del Abierto de Australia esta semana. “Antes de que comienza la temporada, intento ajustar mi nivel y físico para estos torneos, cuando puedo estar en mi mejor momento deportivo, mental y de habilidades físicas”.

Posteriormente agregó: “Quiero decir, claro que aún hay mucha historia en juego”.

Todos pueden decir por si mismos, quien es el más grande en la historia del tenis. O no. Y simplemente apreciar a estos tres tremendamente exitosos deportistas.