Bolivia en pos de recomponer las relaciones con España con gente de confianza

449

El Gobierno interino de Bolivia busca recomponer la relación con España tras las tensiones desatadas por la expulsión de dos diplomáticos españoles a causa de un incidente que la ultraderechista Vox ha prometido indagar.

Durante esta jornada el Gobierno boliviano ha sostenido acercamientos con embajadores de países miembros de la Unión Europea (UE) para explicar las fricciones con España y México, además de haber anunciado la designación de un nuevo representante ante el país europeo.

Con los delegados de la UE

El encuentro con los embajadores europeos fue en el marco de un diálogo ‘muy abierto, muy constructivo’, de acuerdo al jefe adjunto de la delegación de la UE en La Paz, Jörg Schreiber.

Por su lado, la canciller interina de Bolivia, Karen Longaric, calificó de ‘satisfactoria’ la reunión, en la que se explicó las razones por las que el lunes pasado fueron declaradas personas no gratas la encargada de Negocios de la Embajada de España, Cristina Borreguero, y el cónsul Álvaro Fernández.

La decisión, que también afectó a la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, generó el rechazo de la UE, que el martes había señalado que la expulsión de funcionarios diplomáticos es una medida ‘extrema e inamistosa que debe reservarse a situaciones de gravedad’.

Bolivia ha defendido que la declaración responde a la visita el pasado 27 de diciembre de los diplomáticos españoles acompañados de individuos ‘encapuchados’ y ‘presumiblemente armados’ a la embajadora de México en su residencia en La Paz, lo que, según las autoridades bolivianas, dañó la soberanía del país.

El suceso fue interpretado por Bolivia como una intención de evacuar a exministros de Evo Morales asilados en la residencia mexicana, algo que el Ejecutivo español ha negado en todo momento, al asegurar que se trató de una visita de ‘cortesía y que los diplomáticos iban acompañados de ‘personal de seguridad’ para su propia protección.

La respuesta del Gobierno español fue la expulsión en reciprocidad de tres diplomáticos bolivianos.

Nuevo representante ante España

Con el afán de dar pasos para superar esa dificultad diplomática, Bolivia designó al hasta ahora vicecanciller, Gualberto Rodríguez, como su nuevo encargado de Negocios en España, explicó Longaric.

La canciller subrayó que Rodríguez ‘no es un enviado especial’, a tiempo de recalcar que el futuro embajador en España será designado por el próximo Gobierno boliviano.

Longaric remarcó que la declaración que hizo el Ejecutivo de la presidenta interina, Jeanine Áñez, debe diferenciarse de una ‘ruptura de relaciones diplomáticas’, una acción que Bolivia ‘jamás va a tomar’.

La ministra boliviana de Exteriores reveló que en una conversación que sostuvo hace unos días con su homóloga española, Margarita Robles, le manifestó ‘que era un deseo sincero de Bolivia el profundizar las relaciones con España’.