Autoridades de Salud de Nueva York presionan para que más trabajadores de hogares de ancianos se vacunen

91

Las autoridades de Nueva York siguen buscando maneras para lograr que más personas se pongan la vacuna contra el COVID-19, y tras conocerse que casi la mitad de los trabajadores de hogares de ancianos no tienen todavía la inmunización, desde esta semana el Estado se puso el reto de convencer a más empleados de esos centros de cuidado a aplicarse la inyección contra el coronavirus.

Por ello, las autoridades de Salud anunciaron nuevas reglas y ordenaron a todos los centros de cuidado de ancianos que antes del 29 de abril, tanto empleados como residentes de los hogares tengan la oportunidad de acceder a la vacuna. El plan es que puedan acceder a la inmunización dentro de las dos semanas de una nueva contratación o una nueva admisión.

La idea es facilitar al personal de los hogares de ancianos la posibilidad de recibir la o las dosis de vacunación, dependiendo de la vacuna disponible, y aquellos que opten por no vacunarse, tendrán que firmar documentos donde certifiquen que no desean ponerse el medicamento contra el COVID.

El Departamento de Salud del Estado puede multar a las instalaciones que no sigan estas directrices, y emitir penalidades que llegan hasta los $2,000 por cada infracción que cometan.

Se estima que hasta hora solamente el 60% de los trabajadores de hogares de ancianos alrededor del estado de Nueva York se han vacunado desde que comenzó a implementarse el plan de inmunización, hace ya cuatro meses.

Datos del Departamento de Salud revelan que en el caso de la ciudad de Nueva York, el promedio de empleados de ancianatos vacunados es todavía menor: solo el 56%.