- Publicidad -

Primer periódico digital de La Vega

InicioDeportesAtletas hijos de la migración ponen en alto la bandera dominicana

Atletas hijos de la migración ponen en alto la bandera dominicana

- Publicdad -

El deporte de la República Dominicana vive un momento estelar, tanto en sus compromisos olímpicos como en la representación del país en las ligas profesionales de alta prestancia.

Se trata de una oleada de descendientes de inmigrantes que están aportando logros importantes a nivel deportivo. Sus orígenes pasan por tres continentes. Desde la migración haitiana, hasta la europea y con presencia de atletas con orígenes asiáticos. Estos dominicanos, hijos de extranjeros, adoptan el lienzo tricolor como su escudo de guerra.

Dominicanos hijos de haitianos

El medallista olímpico de halterofilia, Zacarías Bonnat, o la campeona mundial de atletismo, Fiordaliza Cofil, son hijos de haitianos. Además, forman parte de una generación que incluye al medallista de Río 2016, Luisito Pie.  Y a algunos peloteros que han pasado por las Grandes Ligas como nativos dominicanos, pero que tienen ascendencia en la parte oeste de la isla.

Zacarías Bonnat es el primer deportista dominicano en conseguir una medalla en halterofilia en unos Juegos Olímpicos. Ganó medalla de plata en Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Bonnat es hijo de inmigrantes haitianos. Él y sus hermanos tuvieron dificultades para estudiar debido a la falta de documentos.

Y tenemos atletas hijos de migración europea y norteamericana

- Artículos patrocinados -

La campeona María Dimitrova, de origen búlgaro, es la cara del karate dominicano en la última década.

María Dimitrova, quien nació en Sofía, Bulgaria,  es desde hace muchos años la cara visible del karate en la República Dominicana, una auténtica pionera en este deporte en el Caribe.

Su esposo, Félix Sánchez, el atleta más grande del olimpismo dominicano en toda su historia, es hijo de dominicano, pero nació en la ciudad de Nueva York,  en los Estados Unidos. Allí se formó en lo académico y deportivo.

Karl Towns Cruz, estrella de la NBA de padre estadounidense y madre dominicana, brilla en la liga más exigente del baloncesto mundial. Ha vestido la camiseta dominicana en eventos internacionales.

Karl-Anthony Towns nació en Nueva Jersey, Estados Unidos. Hijo de madre dominicana. Juega para Minnesota Timberwolves de la NBA. Firmó contrato que arranca en la temporada de 2024-25. Ganará $224 millones en cuatro años (56 millones de dólares al año).

El esquiador acuático Robert Pigozzi, uno de los líderes mundiales de su deporte y campeón de los Juegos Panamericanos y Bolivarianos, es un dominicano con padres italianos.

Los tenistas de origen chino

Lin Ju, nacido en Fijuan, China, llegó al país como nacionalizado en la víspera de los Juegos Panamericanos del 2003 celebrados en Santo Domingo y logró medallas para el país en este y otros eventos internacionales.

En el tenis de mesa, la historia reciente de las selecciones nacionales incluye a los ya históricos Lin Ju y Nieves Xu Wu. Ambos múltiples medallistas panamericanos de origen chino. En la actualidad, la primera raqueta del pingpong dominicano es el joven Jiaji Wu, también de origen chino.

La migración hace sus aportes a nivel deportivo y el país celebra los logros de estos hijos de la patria.

Artículos patrocinados

- Publicidad -
Publicaciones recomendadas
- Publicidad -