Águilas frenan su racha negativa; dejan el virus al Licey al que venció 6-1

216

Las Águilas Cibaeñas detuvieron en tres su racha negativa de derrotas y al contrario le dejaron el virus a los Tigres del Licey al que venció 6-1 para extenderle a tres la cadena de fracasos azules, que resbaló este domingo en el Estadio Cibao.

Los Tigres, además de batear poco se dedicaron a cometer errores, dos de Erick Mejía en tiro y dos en fildeo de Yermín Mercedes. Irónicamente no es su peor partido defensivo de la temporada; el 23 de octubre cometieron cinco en una victoria 8-7 ante las Estrellas Orientales.

En el cierre del segundo, Juan Francisco despachó un cuadrangular solitario por el jardín derecho, su 68 de por vida y primero de la temporada, contra Richelson Peña y ese fue el único daño que hicieron los azules durante el resto del partido. En esa entrada dispararon dos de sus cuatro indiscutibles.

Los Tigres han marcado solo siete vueltas en sus últimos tres juegos al son de 20 indiscutibles, buena cifra la última, pero sin combinación.

En el partido de este domingo los turnos del 1 al 5 del Licey solo conectaron dos indiscutibles, la misma cantidad que disparó Arismendy Alcántara.

Bastaron las dos carreras anotadas por las Águilas en el cierre de la segunda entrada con batazo de Francisco Peña por el cuadro para que anotara Diego Goris y Jacob Robson se embasó luego por error del inicialista Yermín Mercedes, su segundo de la entrada, que permitió anotar a Luis Valenzuela, lo que empañaba el juego del abridor azul, Vladimir Gutiérrez.

Con el juego 2-1, el Licey poco o nada hizo para descifrar el pitcheo aguilucho, que encabezó Peña (2-1), quien durante siete entradas permitió el jonrón de Francisco, su único fallo, y otros tres indiscutibles sin daños perceptibles. Hunter Cervenka y Pedro Araujo continuaron con un relevo de una entrada cada uno de un ponche propinado por el segundo de los relevistas.

El partido lo perdió Vladimir Gutiérrez (1-3), que en cinco entradas permitió cuatro indiscutibles, tres carreras y solo una limpia, un boleto y cinco ponches.

Peña, de las Águilas y Frankie Montás, de los Leones del Escogido, se han convertido en una pesadilla para los Tigres del Licey.

Un doble de Robson abriendo el quinto, luego de un globo profundo al prado derecho, un elevado de sacrificio de John Nogowski, trajo la tercera vuelta aguilucha.

El sexto fue el episodio grande de las Águilas con un rally de tres vueltas. La entrada la comenzó Alfredo Simón por Gutiérrez y comenzó con boleto a Robel García. Goris siguió con sencillo al prado izquierdo y ahí se fue Simón, reemplazado por Sandro Cabrera. Valenzuela conectó un sencillo a la antesala, García anotó y Goris se fue a la tercera por error en tiro del defensor de esa posición Erick Mejía.