4 verduras recomendadas por la ciencia para una buena circulación y salud del corazón

878

Hoy en día tenemos a la mano numerosas alternativas para mantener el corazón saludable. Si bien la mayoría se relacionan con ajustes en el estilo de vida: evitar el tabaquismo, el excesivo consumo de alcohol, la vida sedentaria, mantener un peso sano, controlar la presión arterial y el colesterol e inclusive controlar el estrés y el humor. Sin embargo seguir una alimentación rica en nutrientes, es probablemente la medida más importante.

Llenar nuestro plato de alimentos de calidad se asocia con beneficios para proteger y mejorar el funcionamiento cardiovascular. Si bien la naturaleza es sabia y pone a nuestro alcance una larga lista de buenos aliados medicinales, existen algunos que se relacionan con mayores bondades.

Recientemente se liberó un estudio que habla sobre las verduras que resultan especialmente importantes para la salud del corazón. Dicho trabajo de investigación fue publicado en el British Journal of Nutrition, en el cual los científicos encontraron la relación entre un alto consumo de vegetales crucíferos es de gran ayuda en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Esto se debe a sus beneficios para evitar la acumulación de calcio en los vasos sanguíneos, lo cual permite que el corazón mantenga a la sangre circulando por todo el cuerpo. A la vez el exceso de calcio es considerado la principal causa de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. En dicho estudio se comprobó que aquellas personas que integran como parte de su dieta un mayor consumo de vegetales crucíferos disminuyen considerablemente el riesgo de desarrollar un evento clínico de enfermedad cardiovascular.

¿Cuáles son los vegetales recomendados?

Los investigadores recomiendan el consumo específico de 4 variantes de vegetales crucíferos. La gran ventaja es que son una familia muy presente en los supermercados y puestos locales, por lo que conseguirlos e integrarlos en la dieta será bastante sencillo.

    • Brócoli 
    • Coles de Bruselas 
    • Coliflor 
    • Repollo 

Un poco sobre sus beneficios:

Las verduras crucíferas pertenecen al género Brassica e incluyen alimentos como la coliflor, el brócoli, las coles de Bruselas, el repollo, los nabos, los rábanos, la col rizada o berza, los berros y otras verduras de hoja verde oscuro. Se caracterizan por ser vegetales de un alto potencial nutricional, lo que les confiere excepcionales beneficios medicinales. Dentro de los detalles más sobresalientes sobre su composición se encuentran los siguientes:

Carotenoides

Son las sustancias antioxidantes responsables de darle a las frutas y verduras su color característico, se destacan por su contenido en luteína, zeaxantina y betacarotenos. Las cuales se relacionan con cualidades para proteger la piel, la salud visual, son clave contra los radicales libres y promueven la buena salud del sistema cardiovascular y óseo.

Vitaminas C y E

Son consideradas micronutrientes de gran importancia para la salud, intervienen directamente en el buen funcionamiento del sistema inmunológico y resultan fundamentales para combatir los daños causados por la oxidación celular. Por su parte la vitamina E, también conocida como tocoferol resulta esencial en la formación de los glóbulos rojos y en la síntesis de vitamina K, necesaria para regular la coagulación sanguínea y para el mantenimiento de los huesos.

Vitamina K

Probablemente esta sea la característica que los hace tan especiales para proteger y beneficiar al sistema cardiovascular y la circulación sanguínea. Sus bondades se deben a que está directamente involucrada en la inhibición del proceso de calcificación que ocurre en los vasos sanguíneos.

Folatos

Pertenecen a las vitaminas del grupo B, también se conocen como vitamina B9 o ácido fólico. Se trata de un nutriente indispensable para proteger la salud cardiovascular y es clave en la prevención de todo tipo de enfermedades y afecciones cardíacas.

La recomendación es integrar en la dieta diaria el consumo de una porción de verduras crucíferas en cualquier presentación. No sólo son un gran aliado para mejorar el funcionamiento del corazón, cuidar la salud cardiovascular y prevenir enfermedades; son un tesoro nutricional, que también se relacionan con grandes beneficios para perder peso y mejorar la digestión.