Apenas tiene siete años de edad y ya genera unos ingresos estimados en 22 millones de dólares (unos 19 millones de euros) al año. El protagonista de estas apabullantes cifras es el pequeño Ryan, un youtuber al que un día sus padres grabaron mientras jugaba con unos juguetes y no pasaron muchos meses antes de que el asunto se transformara en un negocio redondo.

La revista Forbes lo sitúa ahora como el youtuber con más ingresos del momento, alcanzando la cifra millonaria antes mencionada en menos de un año, y convirtiéndose en una cotizada estrella para los fabricantes de juguetes. La publicación, en cualquier caso, no explica cómo ha realizado sus estimaciones, más allá de explicar qué patrocinios tiene cada youtuber y citar “fuentes del sector”.

En el caso de Ryan, todo comenzó en marzo de 2015, cuando sus padres crearon el canal de YouTube Ryan ToysReview (que podríamos traducir como ‘Análisis de juguetes de Ryan’) y en él, esta pequeña estrella simplemente disfruta de los juguetes que sus padres han dispuesto ya sea en su casa o en una ubicación diferente.

Ryan se muestra expresivo y toca, empuja y comenta divertido sus sensaciones con el nuevo juguete; no hay ni trampa ni cartón, el pequeño se muestra como es en la parte nuclear del vídeo, pero no se olvida de mencionar marca y modelo del juguete probado al concluir el vídeo.

Dejar respuesta