Ciudad del Vaticano, (EFE).- El Tribunal vaticano condenó a dos años y seis meses de reclusión al empresario italiano Angelo Proietti por el delito de blanqueo de capitales a través de una cuenta del Instituto para Obras de Religión (IOR), el banco vaticano.

La oficina de prensa del Vaticano informó que la sentencia que se emitió el pasado día 17 también incluye la confiscación de un millón de euros, que había sido ya retenido en 2014 por la autoridades vaticanas.

Se trata, añade la nota, de la primera vez que en el Estado vaticano se aplica una condena por el delito de lavado de dinero previsto en el artículo 421-bis del Código Penal.

Proietti había sido arrestado por bancarrota fraudulenta en mayo de 2016 en una investigación de la Fiscalía de Roma y se comprobó que tenía cuentas en el IOR con su empresa de construcción que había recibido algunas contratas del Vaticano.

Las investigaciones son fruto de la colaboración entre el promotor de Justicia vaticano (fiscal), la Autoridad de Información Financiera (AIF), la Gendarmería vaticana y la magistratura italiana.