Una señora de 71 años de edad fue violada y asesinada, y su cadáver lanzado  al cauce del Rio Panzo, a pocos metros de su vivienda en la comunidad de Segundo Paso del Municipio de Neyba.

El cadáver de Evangelista Méndez (Saín), el cual enviaron a Patología Forense, en Azua, presenta una herida punzante, golpes contusos y signos de violación, según el médico legisla Juan Bolívar Davis Cuevas.

Al lugar de la tragedia se presentó el alcalde Eliferbo Herasme y donó a los familiares de la víctima el ataúd donde llevaron el cuerpo sin vida a la morgue del hospital San Bartolomé.

Agentes policiales se trasladaron al lugar de los hechos a entrevistar a varias personas. Nadie ha sido apresado con relación al suceso.

El encargado de la sección Contra Crímenes, Homicidios y Delitos Monetarios  de la Policía en esta jurisdicción, capitán Francisco Jiménez Mesa, pidió la colaboración de la ciudadanía para dar con el paradero de los responsables de cometer el crimen.

“Yo estaba sola y sentía miedo cuando sentí un movimiento, luego me levanté y  alcance a ver un hombre y me encerré en mi casa, hoy muy temprano fui a la vivienda de Saín, encontré unas chancletas en el patio y fui a buscar a su hija  Isabel”, dijo una de las vecinas más cercanas identificada como Malena Cuevas.

Santos e Isabel Méndez, únicos hijos de Evangelista Méndez pidieron a las autoridades perseguir y castigar a los asesinos de su madre.  “Que lo persigan y lo apresen, nosotros no tenemos problema con nadie”, expresó Santos.