Una patrulla de la Policía Nacional, adscritos a la Dirección Regional Sur, mató a dos jóvenes que eran buscados por el supuesto asesinato de otro en un colmado del sector de Pueblo Nuevo de esta ciudad.

Los muertos solo han sido identificados con los apodos “Joelito y Ñoñolo”, ambos residentes en el referido sector este municipio Santa Cruz de Barahona. Los cadáveres fueron dejados por los uniformados en la morgue del Hospital Regional Universitario Jaime Mota.

Ambos jóvenes eran buscados  por la muerte de Yeison Féliz Cuevas, de 21 años, el pasado 15 de este mes de abril cuando salía junto a familiares del colmado “Los Guandules”, de Pueblo Nuevo.

El dueño del establecimiento Domingo Rubio niega que haya sido en su negocio, y dijo que el joven fue ultimado cuando llegaba a su casa, ubicada en la calle dos del referido sector, a más de 50 metros del colmado, llamado también “Axel”.

Hasta el momento se desconoce el lugar en donde fue que los uniformados hicieron contacto con “Joelito y Ñoñolo”, quienes aparentemente no respondieron al ataque de los miembros del cuerpo del orden, aunque familiares dicen que el hecho ocurrió en la comunidad de Santa Elena.

Parientes, amigos y decenas de curiosos se presentaron esta madrugada a la morgue del centro médico de salud.

Las personas que estaban en el centro de salud lucían encolerizadas hasta el punto  que se llevaron los cadáveres al barrio de Pueblo Nuevo, de donde eran oriundos, ya  que en el lugar no había efectivos policiales para evitarlo.

Esta mañana en la sede de la Dirección Regional Sur de la Policía Nacional no se ofreció información acerca del hecho  y dijeron que solo estaban en capacidad de ofrecer los apodos con los que son conocidos a las víctimas.