WASHINGTON.- El presidente de EE.UU., Donald Trump, se reunió hoy martes enfrente de la Casa Blanca con el exmandatario George W. Bush (2001-2009), en la víspera del funeral de Estado en memoria del padre de este último, el también expresidente George H. W. Bush (1989-1993).

Trump y la primera dama, Melania, se reunieron durante unos veinte minutos con Bush y su esposa, Laura, en la Blair House, una vivienda histórica situada enfrente de la Casa Blanca en la que se alojan tradicionalmente los invitados del presidente estadounidense.

Ninguno de ellos hizo declaraciones a la prensa sobre el encuentro, pero Trump había adelantado en su cuenta oficial de Twitter que se reuniría “con la maravillosa familia Bush” antes del funeral.

Al llegar a la Blair House, las cámaras captaron un apretón de manos entre Trump y Bush, ambos sonrientes, y también el beso que Laura Bush dio en la mejilla a Melania.

La actual primera dama saludó al expresidente Bush con dos besos en la mejilla, y a continuación los cuatro entraron en el edificio.

Por la mañana, Melania invitó a Laura Bush y a sus familiares a visitar la Casa Blanca para observar las decoraciones navideñas en la residencia presidencial.

“¡La elegancia y precisión de los últimos dos días han sido impresionantes!”, dijo Trump en uno de sus tuits matutinos.

El mandatario estadounidense ha logrado esquivar cualquier polémica tras el fallecimiento el pasado viernes de Bush padre, a pesar de que a lo largo de los últimos dos años ha criticado en varias ocasiones a los dos expresidentes de esa familia.

Dejar respuesta