Washington, 28 dic.- El presidente, Donald Trump, canceló sus planes de celebración del año nuevo y permanecerá en Washington, mientras se negocia el fin del cese parcial de la Administración gubernamental, dijeron hoy portavoces a la prensa.

El efe de gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, aseguró que el mandatario continuará trabajando con los congresistas en un acuerdo para reabrir la Administración, que ya completa su primera semana de inactividad.

“El presidente ha estado aquí (…) todo el fin de semana, toda la Navidad”, explicó Mulvaney en declaraciones a la cadena “Fox & Friends” citadas por la publicación The Hill.

El funcionario detalló que el gobernante, que permanecerá en Washington, ya había cancelado sus planes para las celebraciones de la Navidad y ahora ha hecho lo propio para las del Año Nuevo.

Desde el pasado 22 de diciembre, la Administración entró en su tercer cierre parcial luego de que la negociación entre republicanos y demócratas en el Congreso llegase a un punto muerto a raíz de la exigencia de Trump de que el proyecto de presupuestos incluya una partida de más de 5.000 millones de dólares para el muro fronterizo.

El cierre afecta a 800.000 de los 2,1 millones de trabajadores federales, que no cobrarán mientras permanezca cerrado el Gobierno y están a expensas de la aprobación de un presupuesto.

Tanto el Gobierno como los congresistas han dado indicios de que el cese de actividades se prolongará hasta enero, cuando los demócratas, gracias a su nueva mayoría, tienen previsto asumir el control de la Cámara Baja y podrían aprobar una financiación de la Administración sin destinar fondos para el muro anhelado por Trump.

Este es el tercer cierre que afronta Trump desde que llegó al poder a principios de 2017: el primero se produjo en enero de este año, coincidiendo con su primer aniversario en la Casa Blanca, y se alargó durante tres días; mientras que el segundo fue en febrero y duró apenas unas horas.