El presidente Donald Trump entró al terreno personal para defender su muro fronterizo.

La víctima de su ataque fue el exmandatario Barack Obama, de quien afirmó que su mansión tiene un muro de más de 10 pies de altura (poco más de tres metros) para protegerla.

“El presidente y la señora Obama construyeron/tienen un Muro alrededor de su mansión/instalaciones en D.C.”, escribió el republicano. “Estoy de acuerdo, totalmente necesario para estar a salvo y seguros. Los EEUU necesita algo similar, ¡una versión un poco más extensa!”.

El presidente Obama y su esposa tienen su residencia en Washington, que adquirieron en $8.1 millones de dólares

El presidente Trump está en medio de las negociaciones con el Congreso para obtener $5,000 millones de dólares para la seguridad y el muro fronterizo, pero las pláticas siguen estancadas y llevaron al cierre de Gobierno, afectando a unos 800,000 trabajadores federales.

El mandatario compartió en un tuit hace unos días una nueva versión de un muro, una alta valla de hileras de acero que terminaran con estacas.

Dejar respuesta