El presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció este martes una reunión con los demócratas para el día miércoles, en la que se abordará la “crisis humanitaria” en la frontera con México.

En su primer discurso ante la Nación desde el Despacho Oval de la Casa Blanca, Trump dijo que la única solución es que “los demócratas aprueben los fondos” para el muro fronterizo: “El cierre del Gobierno podría solucionarse en una reuniónde 45 minutos, por eso he invitado a representantes del Congreso a la Casa Blanca“, señaló.

Un acto de “amor”

Durante su mensaje, el mandatario aseguró que la construcción del muro fronterizo representa un acto de amor. Según añadió, las personas construyen muros “no porque odien a los que están afuera, sino porque aman a los que están dentro“.

El inquilino de la Casa Blanca también aseveró que los ciudadanos de su país están “heridos” por la “inmigración ilegal descontrolada”. “¿Cuánta más sangre estadounidense debemos derramar antes de que el Congreso haga su trabajo?”, cuestionó en su mensaje, luego de hacer énfasis en las grandes cantidades de drogas que entran a EE.UU. por la frontera con México, incluyendo metanfetaminas, heroína, cocaína y fentanilo.

“Cada semana, 300 ciudadanos mueren por heroína”, alegó. “Más estadounidenses morirán por drogas este año que los que murieron en toda la guerra de Vietnam”, agregó.

“El símbolo de EE.UU. debería ser la Estatua de la Libertad, no un muro de 10 metros”

Inmediatamente después de Trump, los dos líderes demócratas, Nancy Pelosi y Chuck Schumer, emitieron un mensaje a los estadounidenses.

Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, respondió que los demócratas no quieren muro porque hay otros medios para asegurar la frontera. “El presidente está rechazando los proyectos de presupuesto de los dos partidos, que reabrirían el Gobierno federal, por su obsesión en forzar a los contribuyentes estadounidenses a gastar miles de millones de dólares en un muro poco eficiente”, dijo.

El senador Chuck Schumer, líder de la minoría demócrata en el Senado, manifestó que su partido está de acuerdo en que es necesario asegurar las fronteras, pero añadió que “el símbolo de Estados Unidos debería ser la Estatua de la Libertad, no un muro de 30 pies“.

Para Schumer, Trump falló en su promesa de que México sufragaría el gasto del muro fronterizo, y ahora “no puede convencer al Congreso o al pueblo estadounidense de pagar la cuenta”.