MOCA, Espaillat. El comité permanente del Templo de la Fama de esta provincia exaltó ayer a la inmortalidad a siete munícipes mocanos, dos de ellos reconocidos póstumamente, por haberse destacados en las áreas deportivas, el arte, la educación, el área empresarial y la medicina.

Los exaltados, en el Quinto Ceremonial del Templo de la Fama en un acto celebrado en el teatro Don Bosco de aquí, fueron el educador Juan Crisóstomo Estrella y el músico Antonio Morel (fallecidos), así como el empresario Mario Cabrera, la maestra Mercedes Estrella (doña Chía), el médico Silverio López, el beisbolista y softbolista Pedro Gómez Tavares y la atleta Teresa Almánzar.

Previo a la entrega de los reconocimientos a los homenajeados, se le tributó un minuto de aplausos a los señores Enriquillo Encarnación y Ramón García Vásquez, quienes murieron recientemente y se destacaron como productor agrícola y defensor de las libertades públicas, respectivamente.

La semblanza del presidente de Honor del Quinto ceremonial, señor Luisín Mejía Oviedo, fue leída por el licenciado Adriano Miguel Tejada, director de Diario Libre y miembro del comité permanente.

Luego se procedió al inicio protocolar del evento con las notas del Himno Nacional dominicano y del Templo de la Fama.

En el transcurso de los homenajes fueron exhibidos vídeos relativos a las labores desempeñadas por los homenajeados con parientes, amigos o familiares suyos.

El doctor Artagnan Pérez Méndez, presidente del Comité Permanente, anunció que el nuevo presidente de honor para el sexto ceremonial será el destacado deportista Nelly Manuel Doñé, quien agradeció su elección

Dejar respuesta